martes, 16 de marzo de 2010

AS NOSAS VAGUEDADES…


Será quizais pola “profesión de fe” que Feijoo fixo ó inicio da súa intervención na que se cualificou como “patriota galego”, será porque para falar dúas horas hai que ter, alomenos, unha ducia de cousas interesantes que dicir – e Feijoo non as ten - , será porque a forza de repetir e prometer “Plan tras Plan” é moi difícil acreditar algo de credibilidade.. Polo que sexa, o discurso desta mañá do Presidente da Xunta amosouse baleiro de contido, farragoso e pesado na súa extensión e inconexo en boa parte do mesmo.
O certo é que as persoas que seguimos en directo a súa intervención tivemos a impresión de estar, de novo, diante dun discurso de investidura; un ano despois, Feijoo repetiu as ofertas e propostas de planes diversos – incluído o famoso Plan de Choque nunca coñecido – que xa fixera aquel 14 de abril. Sectores estratéxicos, emprego xuvenil, familias, I+D+i.. Un por un repetiu de novo o cansino discurso de anunciar medidas inconexas e pouco concretas, sen ningún obxectivo certo e sen ningunha prioridade. Foi, como dixo Pachi Vázquez, un discurso de “café para todos”.
Esta mañá Núñez Feijoo tiña a oportunidade de elexir as prioridades do seu Goberno. Tiña a oportunidade de explicar as súas propostas políticas para mellorar o emprego, para incrementar o creto para as empresas, para apostar pola innovación.. En definitiva poderíamos ter coñecido cales eran os obxectivos anuais do Goberno da Xunta, nun momento no que os galegos e galegas precisan respostas e solucións e non palabras baleiras. Non foi así. O Presidente decidiu o camiño da enumeración exhaustiva para evitar falar das cuestións máis importantes e urxentes.
Hoxe constatamos o que os socialistas vimos dicindo dende que o PP chegou de novo ó poder: estamos diante dunha lexislatura perdida. Este ano foi un ano en balde, sen resultados, sen planificación, sen licitación pública, sen avances en política económica.. e moito nos tememos, polo escoitado na Cámara que os anos que nos quedan será un tempo perdido. Feijoo marea os datos, envolve as cifras pero non da as verdadeiras: nin de emprego, nin de actividade empresarial, nin de prazas de escolas infantís, nin de listas de espera… O seu relato non é coherente, pero o que é peor.. non é real. A primeira hora, cando iniciaba a súa intervención esta mañá, Feijoo afirmou que a vitoria electoral do 1 de marzo xustifica todas as súas decisións e que como gañaron as eleccións teñen dereito a gobernar “para esa maioría”. Equivócase o Presidente. A vitoria non xustifica que levara o país ó enfrontamento pola lingua, polas Caixas, pola reforma da administración.. non xustifica que no día do Debate da Autonomía olvide que a súa prioridade debe ser a política económica e de emprego.
Feijoo olvida a historia e confunde a lexitimidade dunha vitoria electoral coa responsabilidade que ten a persoa que se senta en Monte Pío a dirixir e liderar Galicia. Feijoo olvida as leccións que da a Historia. En 1972 Nixon converteuse no Presidente de USA máis votado da democracia americana. Dous anos despois tivo que dimitir polos escándalos do Watergate. As vitorias non son cheques en branco, as vitorias son unha decisión soberana dun pobo nun momento determinado que, en todo caso, esixe de quen gaña asumir a responsabilidade de gobernar con xenerosidade, con intelixencia e dende o consenso. Feijoo debería empezar a telo en conta.

5 comentarios:

Traballador de Caixa Galicia dijo...

Como integrante do Consello de Administración de Caixa Galicia ten o deber de defender a esta empresa.

Si continua calada ante as graves acusacións verquidas por persoas do seu partido sobre a situación de Caixa Galicia debería dimitir.

Abel Caballero, Carmen Silva e o propio Pachi Vazquez cuestionan día si e día tamén a viabilidade da Caixa Galica na que traballamos 4.000 persoas. Digalle que calen ou dimita!!!

asreflexions dijo...

España tiene muchos problemas pero uno que le diferencia especialmente de otros países de la zona Euro es la construcción feroz e innecesaria de viviendas. Durante el mandato del PP se aprobó una ley del suelo en la que se daba rienda suelta a las fantasías de todo constructor avaricioso, se pusieron las medidas para poder hacer millones de casas que no se vendían y, de paso, se cumplían también los sueños de muchos que estuvieron especulando con la construcción hasta límites insanos para cualquier país. Ahora, con la llegada de la crisis mundial, la burbuja ha estallado, los pisos vuelven a bajar sus precios (aunque muy poco a poco), los bancos se llenan de casas sin saber qué hacer con ellas y lo peor, los trabajadores del sector de la construcción se han ido a paro. Y ellos son una enorme parte de los parados que ahora tenemos. Porque no eran necesarios esos trabajadores, seamos sensatos. El país no podía seguir construyendo casas, pagando a esos trabajadores y que esas casas no se vendieran. En algún momento eso iba a ser insostenible y ese momento ha llegado con la crisis que, lógicamente, ha castigado esa sobreoferta mandando al paro a mucha gente. No ha sido Zapatero por muchos que algunos vean que eso se puede vender muy fácil políticamente hablando. Lo que sí ha hecho ZP es aprobar por primera vez en la historia una ayuda de 420 euros para esos parados, una medida que nos acerca a Europa en derechos y que nunca habíamos tenido. Los bancos no dan créditos, las constructoras no construyen, las inmobiliarias no venden y el sector expulsa a todos los trabajadores que directa o indirectamente sobraban. Es pura lógica.
Ahora, con algo más de 4 millones de parados, España se enfrenta a su realidad y a sus problemas, que son más que el de la construcción. Tenemos una justicia partidista que necesita reformas, sólo hay que ver como los acusados del caso Gürtel van a conseguir sentar en el banquillo al juez que los ha desenmascarado en lo que supone un verdadero golpe a la justicia y a la democracia, algo que debería darnos verdadero miedo. Todo ello con el apoyo de la derecha del PP, una vergüenza. Por otro lado tenemos un problema de competitividad de nuestras empresas que no pueden competir con las del resto de Europa. Para ello hay que seguir incrementando las partidas presupuestarias destinadas a I+D+i (investigación, desarrollo e innovación) como ha hecho hasta ahora el gobierno de Zapatero. Entre 2005 y 2009 el Gobierno ha invertido en I+D+i, 31.066 millones de Euros, un 160,42% más de lo que invirtió el Gobierno de Aznar entre 2000 y 2004, 11.929 millones. Es casi el triple. No nos podemos olvidar del sector financiero, algo importantísimo que también necesita una buena reforma. Las pensiones, el mercado laboral... Si ahora la cagamos y estas reformas las hace la derecha, se aprovecharán los de siempre. Pero ellos y su sistema de mercado libre, sin reglas ni regulación, nos han llevado a donde estamos. Hay que salir lentos pero fuertes, MÁS FUERTES, manteniendo los derechos y la protección social. Para que cuando venga la siguiente crisis, que llegará, estemos preparados por las medidas que tomamos en ésta. O salimos así, o salimos abaratando el despido, recortando las políticas sociales y bajando sueldos mucho más, para que otra vez se aprovechen los de siempre. Ánimo es el mensaje que mandan unos. Yo también.

asreflexions dijo...

El mismo argumento: el paro. La derecha tiene la mala costumbre de "invadir" los medios de comunicación no afines a ellos cuando huelen que el poder puede estar cerca. Llenan las noticias de comentarios falsos, repetitivos y sin argumentos. Creen que es la forma más acertada de desmovilizar a los votantes de izquierdas, de centro o en definitiva de desmovilizar al votante socialista y, de paso, alejar a los posibles indecisos. En la mayoría de los casos, los autores de estos comentarios ni se molestan en leer la noticia sobre la que están vertiendo sus falsedades.
Dejando esto a un lado, los carentes recursos que posee la derecha más rancia de Europa, la española, se ven a poco que nos fijemos en el mensaje que realmente nos quieren transmitir que, como no tienen ni proyecto, ni ideas, ni mucho menos soluciones, llevan a sus militantes, afiliados y simpatizantes a mentir como ellos mismos hacen cuando hablan de su único recurso. Porque sólo tienen uno, ahora tocó el paro. En su momento fue el “España se rompe”, el “gobierno se pliega a las exigencias de ETA” o frases similares cuando, por más que les pese, fue Aznar el único presidente español que pronunció la famosa frase “movimiento nacional de liberación vasco” en referencia a Batasuna cuando se produjo la negociación durante su mandato con la banda armada. Y el vídeo con estas declaraciones está en Youtube, tampoco hay que matarse mucho para encontrarlo. No hace falta aclarar que en esa frase reconoce a Euskadi como “nación” vasca y al brazo político de la banda como un “movimiento de liberación” de esa nación. Casi nada. Pues esto es un ejemplo de lo cínica que puede llegar a ser la derecha española. No voy a citar las mentiras de los atentados del 11M por respeto a las víctimas, que algunos de nosotros sí las respetamos. Y ahora, con la crisis económica quieren coger como nuevo “único argumento” el paro. Pero, ¿de donde vienen los parados?.

John Kobra dijo...

Uns chocán e outros fan chocar, que si agardamos por vos para defender as Caixas de Aforros imos de q. ¿Que fas sentada no Consello de Caixa Galicia cando os teus "amigos" a están mandando a merda?
Dignidade e Política son duas palabras incompatibles, e si non vaite da Caixa.

Mari Carmen dijo...

Suscribo la mayor parte del artículo, pero estoy muy decpcionada con los socialistas por el tema de las cajas de ahorros