martes, 27 de mayo de 2008

BYE, BYE MISTER POLLACK


Confieso que no me gustó mucho Memorias de Africa. Ya sé que puede resultar un sacrilegio para los cinéfilos pero a mi aquella sucesión de antílopes y sabana bajo la lánguida mirada de Meryl Streep me resultó más bien plomiza, a pesar de que Redford y Brandauer siempre son un aliciente. Obviamente ni la crítica ni el público compartieron mi opinión; el film encumbrió a un ya reconocido Pollack y la melodía de Barry se ha convertido en parte de nuestra memoria colectiva.

Sin embargo, adoro Tootsie o Tal como éramos, la una por divertida y la otra por contar una historia ciertamente familiar, que a servidora le recuerda la vida de más de una amiga cercana. La visión de Hoffman vestido de mujer, la sociedad americana de los 80, la espléndida y guapísima Jessica Lange y la historia de amor y desamor de aquellos universitarios a los que la vida convertirá en dos extraños.. son algunos de los mejores recuerdos de la filmografía de un pedazo de director que se nos ha ido hoy.

Sydney Pollack era el cine. Lo hacía todo: dirigir, producir, actuar, escribir...y con todo disfrutaba. Era un cineasta con mayúsculas, capaz de dirigir obras maestras, producir películas inolvidables (El paciente inglés) o provocarnos momentos irrepetibles como en Maridos y mujeres. Nunca sabremos qué le llevó a intentar rodar un remake de una pieza como Sabrina, pero ya se lo hemos perdonado.

Me han entrado ganas de volver a escuchar la voz espaciosa y grave de Meryl Streep... “yo tenía una granja en África”... Tal vez ahora...

7 comentarios:

MNR dijo...

Un repaso a su filmografía en forma de tributo:
http://www.youtube.com/watch?v=fqZofOg9iPs

Tengo la BSO de Memorias de Africa en un disco de vinilo, y la verdad es que es cierto eso que dicen que la Banda Sonora es parte del espíritu de una película; basta con escucharla para imaginar la enorme sabana africana...

Túzaro dijo...

Me pasé la mañana avergonzado, huyendo de las miradas ajenas, convencido de ser culpable, diferente, marginal.
Ya en la intimidad de la sobremesa me quemaba y necesitaba sacarlo fuera. "¿Sabes? Yo no he visto Memorias de Àfrica", confesé al fin con los ojos perdidos en el fondo de mi café. "Yo tampoco", respondió indiferente.
La veré. Y pronto.

Manuel Corbelle dijo...

Memorias de Africa ... buena peli si no fuera por la cursi y clasista women que representa Meryl Streep , la cual es de por si insufrible.

Los paisajes son deliciosos ... but this is Africa ... no la peli.

Viendo esta obra te dan ganas de hacer las maletas e irte a vivir esos paisajes en directo.
Aunque , tanto por motivos de realismo como por la soporifera Meryl Streep ... decido quedarme en ¡ A Coruña¡

el lalinense errante dijo...

Tienes razón en lo que dices de Memorias de Africa, pues si no fuera por las vistas de africa no dejaba de ser un melodrama empalagoso.
Pero esto no empaña la carrera de Sydney Polack, pues fue un director de los que sabías su nombre al ir a ver una de sus películas,nunca te defraudaba.
Las tiene muy buenas:Danzad danzad malditos;tootsie;Tal como eramos;Ausencia de malicia;etc.
un saludo.

el lalinense errante dijo...

Para mi no esta entre mis favoritos(willy Wilder;Ernst Lubich;F.F.Coppola;S.Kubrick;Fellini;Berlanga etc.)Pero sus películas nunca me defraudaron.
Un saludo

Galeguiña dijo...

Es una película de momento vital. Depende del momento en que te encuentres puedes encontrarla franca o ñoña. Yo la vi no hace mucho y me gustó, hubo diálogos que me parecieron brillantes aunque, reconozco, otros momentos me parcieron enlatados. Prefabricados, demasiado perfectos.

De todas formas, siempre se valora la sinceridad de quien no teme reconocer que un símbolo del cine le pareció a ratos intragable.

La honestidad, aunque impopular a veces, siempre

siempre se agradece.

Anónimo dijo...

Memorias de África es una película tan perfecta que incluso es digna de verla sin sonido ó, por el contrario, escucharla sin ver las imágenes.
No recuerdo el nombre de la pareja de actores a los que Pollack ofreció, en un principio, los papeles de protagonistas. Pero seguro que sin Robert Redford y Meryl Streep.
Lo mismo que ocurre con el reparto de La Reina de África. Hay actores que parecen estar destinados para algunos papeles.