domingo, 25 de mayo de 2008

RECOGIENDO TEMPESTADES


Lo dijo Blanco y no pudo ser más claro, Rajoy recibe de “los suyos” la misma medicina que durante cuatro años aplicó sin piedad al Gobierno socialista: crispación, enfrentamiento visceral y sacar a pasear el dolor de las víctimas para arrojarlo a la cara del adversario político.

A lo largo de la anterior Legislatura, el entramado mediático de la derecha trazó un camino terrible e implacable, el de deslegitimar la victoria de José Luis Rodríguez Zapatero el 14 de marzo, sembrar dudas en torno a la investigación, juicio y sentencia del 11-M y utilizar la negociación con ETA para atacar “por tierra, mar y aire” al socialismo español.

No era la primera vez que los conservadores elegían la política antiterrorista para convertirla en el eje central de su oposición; ya Aznar, apoyado en la COPE, Pedro J. y aprovechando los errores del Gobierno de Felipe González en esta materia, había convertido la lucha contra ETA en el argumento más contundente que siempre terminaba con aquel famoso “váyase, señor González”. Así que no hubo mucha duda, seguramente, al intentar de nuevo poner en tela de juicio las decisiones del Presidente y su gabinete en lo que a la seguridad del Estado concierne.

Lo que ocurre es que ni los tiempos eran los mismos, ni los errores de antaño se repitieron y Zapatero acudió a las Cortes a pedir el aval de la soberanía nacional para sus conversaciones con el entorno etarra. Era la primera vez que un Presidente lo hacía; la decisión fue arriesgada y los resultados ya son conocidos, pero la derecha aupada por sus “amigos” de las ondas y de las letras no consiguió que los españoles dieran la espalda a este nuevo intento de terminar con un problema de décadas cuya solución ha sido una prioridad para todos aquellos que ocuparon la Moncloa.

Para una mayoría de ciudadanos, resultó incluso repugnante la repetición compulsiva de las manifestaciones convocadas por la AVT, las declaraciones exacerbadas de su entonces presidente, Alcaraz, y la reiterada exposición y utilización de una parte de las víctimas de la barbarie etarra, llegando incluso a confrontarlas con las familias afectadas por el atentado islamista de Atocha. Y es que, una vez metidos en esta espiral, la sinrazón no tuvo fin.

Y Rajoy consintió. Se dejó llevar por quienes idearon la estrategia, la sancionó y la hizo suya. Pasó de ser un candidato con aspecto bonachón, fama de bon vivant y carácter –decían- apacible a un hosco político que llegó a acusar a Zapatero de “traicionar a las víctimas”. Hoy, el acusado es él. Frente a las puertas de Génova, en las emisoras amigas o desde las líneas que antaño le glorificaban, se exhiben ahora descarnadas, como siempre, las más graves acusaciones contra Mariano, Gallardón, Sáenz de Santamaría y cualquiera que pase por allí.

Traidores, asesinos, cómplices en la ruptura de España, insensibles con el dolor de los muertos y sus familias... Todo lo que durante meses y meses escupieron a la cara del Presidente del Gobierno lo reciben ahora de quienes ven quebrarse aquella estrategia de la confrontación eterna que llevó al PP a cosechar derrota tras derrota, pero a sus autores a mantenerse en una posición de influencia directa no sólo sobre la dirección de los populares, sino sobre buena parte del entramado conservador en todos los ámbitos.

Hoy, Rajoy intenta desasirse de la larga mano de los Jiménez, los Ramírez o los Vidal que manejaron con mano firme el timón de la oposición ejercida por el lider del PP y por el conjunto de su partido -con escasísimas excepciones-. Pero a Mariano la tempestad le está dando de lleno en la cara, con Aguirre echando leña al fuego, la democracia cristiana atacando sin piedad y Aznar escondido pero expectante.

Estoy segura que a lo largo de estos meses se habrá preguntado más de una vez, cómo pudo todo llegar aquí.. y quizás se habrá arrepentido, una y mil veces de haber echado a rodar una gran bola de rencor, confrontación y dolor, ahora que él está en medio de la cuesta y amenaza con pasarle por encima...

6 comentarios:

MNR dijo...

Es lógico, o esperable en todo caso, que ahora el sector más derechista del partido pida un proceso de primarias auténtico.

Cuando se produce una discrepancia seria dentro de un partido, todos ponen el foco sobre las reglas comunes, que son las que pueden impedir más o menos la canalización democrática de dichas discrepancias.

La democracia de hecho surgió bajo demanda, pero asentada ya como estructura incuestionable, es triste que hoy en día haya quien la cuestione esperando a que dicha demanda vuelva a generarse en pleno siglo 21... o, que incluso, criminalice a quien la exige, por el hecho de exigirla, lo cual es más grave todavía.

Como recordó Felipe González en su momento en una Tribuna de El País, los sistemas democráticos son los mejores en cuanto a que ayudan a depurar los errores de los dirigentes (lo recordó por el posible cuestionamiento del sistema democrático en medio de graves crisis económicas), por lo tanto la calidad democrática de un sistema es fundamental.

Lo mejor que podría hacer Rajoy es lograr que Esperanza Aguirre se presente. El liderazgo de Rajoy sería incuestionable, sin embargo, mientras Aguirre no se presente, será simplente la "no ganadora", y jugará con esta incertidumbre para sacar el mayor rédito posible, una cierta latencia, hasta el próximo Congreso.

Un líder, que está seguro de su base social, no debe cometer el grave error de no batirse en duelo.

Que se lo pregunten a Zapatero.

Un saludo. Miguel Núñez.

Alonso81 dijo...

Claro, quien siembra, recoge...
Para mi, lo peor de todo, era ver a la AVT secundando los versos envenenados que provenían del PP o de los medios de comunicación que mandan en el PP...

Cómo fiarse uno de un partido que YA entre ellos se "comen", que no existe la palabra lealtad o la palabra progreso...
Deben,creo yo, mirar algo el calendario y ver que estamos en el 2008, que los tiempos que ellos "gustan" ya pasaron...Quieren modernizar la vida de la gente pero no aceptan que esa gente tambien se modernizó, y que queremos ser una sociedad moderna,abierta, plural...
No puede ser que sigan con que No quieren negociaciones con ETA, que si España se rompe, que si los Nacionalistas son malos, que si tal...España No se rompe, España es el PSOE, PP, BNG, CIU,PNV...somos todos,no sólo ellos...
Como bien dijo ZP, el PP hace congreso para hablar de ellos, el PSOE hace congreso para hablar de España,de la gente.

En el PSOE también se pasaron unos años de "cambio", pero no fueron tan mediáticos, porque las cosas se hicieron a su ritmo y con cabeza...

jepero dijo...

En todas las formaciones políticas puede haber algún momento de dificultad o diferencias entre sus dirigentes, pero lo que está ocurriendo en el pp pone de manifiesto claramente el tipo de personas que lo forman.

Para conseguir sus objetivos no dudan en agitar, manipular, manifestarse contra ellos mismos y sacar a paseo su fanatismo polítco.

La lucha será encarnizada.Son expertos en estos temas, en los que han tenido un par de buenos maestros, que ahora ya no están.

En el fondo no están haciendo nada distinto de lo que han hecho en los últimos cuatro años, con la diferéncia de que ahora se atacan entre ellos mismos, evidenciando su enorme cerrazón mental.

En otras formaciones políticas esto no ocurriría.

Anónimo dijo...

Quien siembra... Es cierto, pero creo que hay que poner un poco más de horizonte en el comportamiento opositor del PP. Desde la época de Cascos y Aznar y el "váyase Sr. González" como slogan de campaña, se viene sembrando la crispación y los malos modos, y es que cuando faltan argumentos sólidos entonces sólo les queda la bronca... pues en esas están ahora.
Curiosamente es el diario El Mundo el que está marcando el tiempo del proceso de autofagotización del PP, cosa que hay que destacar, porque aunque este diario sea muy defensor de las ideas "liberales" (de FAES) no se corta un pelo a la hora de utilizar esta crisis para tratar de aumentar sus ventas y su cuenta de resultados y así sacar partido pase lo que pase.
Un saludo, y felicidades por este blog, Mar.

RNG

pablo garcia dijo...

Rajoy con su pérdida del Yo, con lo de que es Socialista, la famosa niña que quería tener, y el hecho de volverle la espalda a los medios de comunicación que le apoyan construye un callejón sin salida que pasa por la escisión del partido o su dimisión. De todas maneras llamo a una reflexión sobre el poder de los medios de comunicación ya que no me gustó la llamada de Pedro J Ramírez., director de El Mundo, que invita desde la COPE a los militantes del PP "a una sublevación" contra su líder. Se debe de ser más comedido y cauto a la hora de incitar a determinadas acciones, existiendo además un congreso en Junio y teniendo la posibilidad de generar una alternativa dentro de la democracia. Me parece más un "consejo dictatorial" que otra cosa.
Así les va……..

demócrito dijo...

Parece que lo de Rajoy recuerda a lo del cazador cazado, pero más allá de esa anécdota parece que la crisis del PP va para largo y no se cerrará después del Congreso de Valencia. Lo que hace singular esta crisis interna de un partido político español es que existe un conglomerado mediático-la COPE, El Mundo, Telemadrid- que actúa como brazo ejecutor de una facción frente a la otra. Puede que Rajoy no llegue vivo a las elecciones del 2012, pero la derecha española no es tonta y el candidato a elegir para tal envite no será precisamente un Hernández Mancha fácilmente abatible. Luego, no minusvaloremos las posibilidades del PP cara a las siguientes elecciones generales. Los socialistas ganaremos por nuestros propios méritos, no por los errores de la oposición. Además, si bien es cierto el desconcierto actual que asiste al electorado conservador, en nuestro campo también se da un cierta confusión ante las dimensiones del ajuste económico y de sus posibles salidas. Los tiempos de la euforia han terminado y hay que lograr que las bases de nuestro desarrollo económico se desarrollen, a partir de ahora, sobre otro patrón de crecimiento. Menos ladrillo y más industria exportadora basada en las nuevas tecnologías, la eficiencia y el valor añadido.