viernes, 8 de agosto de 2008

EL VUELO DE LI NING


Nadie esperaba menos, pero tampoco ninguna predicción se acercó ni de lejos a lo que los chinos tenían preparado para la ceremonia inaugural de sus Juegos y en concreto para el encendido de la antorcha olímpica.. como dirían los cronistas de los bodorrios “el secreto mejor guardado”. Tambores, luces, vuelos, esferas, color, sedas, impresionantes imágenes llenas de sensaciones encontradas y la China milenaria gran protagonista de uno de esos eventos que quedará para siempre en nuestra retina.

Si en Barcelona estrenamos las ceremonias “con clase” y Sydney asombró al mundo con el aparatoso y arriesgado encendido de la antorcha, Pekín ha respondido a todas las expectativas, especialmente a la hora de prender el fuego olímpico que durante quince dias alumbrará el deporte mundial. La imagen del gran Li Ning suspendido en el aire a más de setenta metros de altura, simulando recorrer el anillo en pos del pebetero, dificilmente se puede superar.

El zócalo superior del gran estadio diseñado por Herzog y De Meuron, autores de obras tan simbólicas como la Tate Modern o el Caixa Forum madrileño, fue al tiempo tartán imaginario para la zancada de Li Ning y pantalla sobre la que se proyectaban instantáneas del largo camino – y, pr cierto, tortuoso- de la antorcha desde que el mes de marzo empezara su viaje hacia la capital china. Por cierto, a la obra bellísima de estos dos grandes arquitectos hay ya un “pero” que ponerle: la ventilación inexistente. Se ve que entre tanta cinta del “nido” no fluye el aire y el calor asfixiante dejó imágenes chuscas de atletas empapados e invitados regios en mangas de camisa y a punto del desmayo. Habrá records a pesar del calor?. Primera incógnita.

Cuando allá por el 84 los americanos morían de éxito en aquellas Olimpiadas boicoteadas por la mayor parte del mundo comunista, los saltos imponentes de la laureada Mary Lou Retton o las lágrimas de Mary Decker al abandonar el estadio lesionada, añadían leña al fuego del “América, América...”. Entre tantas barras y estrellas, apenas hubo sitio para nuestros chicos del basket, felices con la inesperada plata, el “albatros” Michael Gross y Carlos Lopes, el portugués que hizo historia al imponerse en la marathon.

Además de ellos, un pequeño pero potente y elegante chino, Li Ning, acaparó tres medallas de oro, dos de plata y una de bronce. El “Príncipe”, como le llamaron sus compatriotas, reinó durante años en la gimansia deportiva, cuando esta especialidad coronaba a los atletas más completos, lejos de la ultra especialización actual. Pero aquél hombre sonriente y afable era algo más que un magnífico gimnasta. Inteligente y culto se convirtió en empresario de éxito al fundar una marca de ropa deportiva que hoy lucen, por ejemplo, nuestros deportistas en Pekín. Pero seguramente, ni las ventas – que sin duda se multiplicarán después de su “vuelo” de hoy- ni las medallas conseguidas en aquél medio hostil californiano supondrán para su orgullo y para su vida lo que su intervención en la ceremonia de apertura de las vigesimo novenas Olimpiadas de la era moderna. Li Ning ha pasado ya, de héroe a leyenda.

Y entre tanto despliegue colosal, los nuestros encantados de sí mismos. Con David Cal pletórico – esa media sonrisa de medio lado es la misma que cuando ganó el oro en Atenas- y desde las chicas del hockey a Nadal felices de vivir momentos soñados por quienes se dedican al deporte. Mañana empieza lo bueno. Se admiten apuestas.. 23 medallas.. cinco oros.. Gómez Noya, una en atletismo, una en sincronizada, una de David Cal, y una en atletismo... De cinco, dos de gallegos.. No estaría mal....

3 comentarios:

Gloria dijo...

Leyendo las noticias internacionales en la prensa de hoy, diría que algunos paises han faltado a su posición en el escenario de la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de Beijing, desluciendo el espectáculo.
Se les ha olvidado que en octubre del 2007 la Asamblea General de la ONU aprobó la resolución titulada, "Construyendo un mundo pacífico y mejor a través del deporte y del ideal olímpico", por unanimidad de los 192 paises miembros. En ella se prevé la aplicación de la tradicional Tregua Olímpica, desde el 8 al 24 de agosto, y también del 6 al 17 de septiembre, durante la celebración de los Juegos Paralímpicos.
Deberían haber practicado más en los ensayos, para estar a la altura...

jepero dijo...

Sorprendente, llena de imaginación y difícilmente superable la inauguración de los juegos por parte de los chinos.
También les sirvió para recordarnos que ellos fueron los inventores de muchas cosas que hoy en día utilizamos de forma cotidiana sin acordarnos de su origen.
Li Ning ya forma parte de la historia de los dioses del Olimpo.

En la apuesta del medallero español: 20.

xiabre dijo...

No esperaba menos de una ceremonia inaugural organizada por China.
Es increible como tanto colorido puede ser combinado con tan buen gusto. Una delicia sin duda.