lunes, 18 de mayo de 2009

TODAVÍA



No lo creo todavía
estás llegando a mi lado
y la noche es un puñado
de estrellas y de alegría
palpo gusto escucho y veo
tu rostro tu paso largo
tus manos y sin embargo
todavía no lo creo

tu regreso tiene tanto
que ver contigo y conmigo
que por cábala lo digo
y por las dudas lo canto

nadie nunca te reemplaza
y las cosas más triviales
se vuelven fundamentales
porque estás llegando a casa

sin embargo todavía
dudo de esta buena suerte
porque el cielo de tenerte
me parece fantasía

pero venís y es seguro
y venís con tu mirada
y por eso tu llegada
hace mágico el futuro

y aunque no siempre he entendido
mis culpas y mis fracasos
en cambio sé que en tus brazos
el mundo tiene sentido

y si beso la osadía
y el misterio de tus labios
no habrá dudas ni resabios
te querré más
todavía.


Mario Benedetti (1920-2009)

8 comentarios:

Sirenita dijo...

Preciosa poesía Mar.

Cuando un poeta muere nuestra alma se queda un poquito más huérfana.

Reverte dijo...

Exquisitez..
"...y los ojos felices y felinos/
miran y de mirar nunca se cansan".

Jim Alegrías dijo...

AUNQUE NOS MURIÉRAMOS AL MORIRNOS

Aunque no nos muriéramos al morirnos,
le va bien a ese trance la palabra: Muerte.

Muerte es que no nos miren los que amamos,
muerte es quedarse solo, mudo y quieto
y no poder gritar que sigues vivo( Gloria Fuertes)


Gracias, Poeta.

Anónimo dijo...

Hola Mar, soy Oscar Izquierdo, soy habitual de tu blog.Y la verdad es que merece la pena entrar a menudo en tu espacio.
Enhorabuena!
Te invito a que pases por:

http://oscarizquierdofotografo.blogspot.com.

Es una selección de fotografías de estos últimos años, estoy preparando una web, te mantendré informada.
Un beso muy fuerte!

Anónimo dijo...

Mar, como médico dime ¿acaso he gestado dos fetos no humanos sin haberme enterado?
Siento meter esta truculencia entre tanta poesía, pero es que aún no me he recuperado...
Ofelia

Mar Barcón dijo...

Como médico te diré que has gestados dos embriones y luego fetos humanos y te diré también que la Ley 41/2002 de Autonomía del paciente, aprobada por el Gobierno del PP presidido por José María Aznar, coloca la mayoría de edad para tomar decisiones que afectan a la propia salud y los tratamientos que debe recibir, en los DIECISEIS AÑOS. Dice literalmente: "Cuando se trate de menores no incapaces ni incapacitados, pero
emancipados o con dieciséis años cumplidos, no cabe prestar el consentimiento por
representación", o sea, que no decidirán por ellos ni sus padres ni sus tutores.

Hay tres excepciones: los ensayos clínicos, las técnicas de reproducción asistida y la interrupción del embarazo.

He aquí, por lo visto, el escándalo: una menor puede ligarse las trompas, puede aumentarse o reducrise el pecho, puede hacerse una operación de reducción de estómago (una operación que tiene una mortalidad que debe rondar el 30%)... y tomar cualquier decisión médica sobre sí misma, casi con la excepción del aborto. No parece ni lógico ni justo.

Anónimo dijo...

Descanse en paz!

Anónimo dijo...

Mar, gracias por tu contestación (aunque ya conocía estos datos) y no es mi intención discutir sobre el escándalo de los 16 años para abortar, pero lo que ha manifestado la Ministra es una barbaridad y no creo que esta persona pueda representarnos.
De nuevo gracias y perdona por la intromisión en un tema que no es el de hoy.

Ofelia