jueves, 13 de mayo de 2010

EL DÍA MÁS AMARGO


No hay más que mirar las fotos del Presidente Zapatero en el Congreso para percibir la tensión e incluso el dolor físico de quién sabe que está anunciando a su país el sacrificio más importante de los últimos veinte años. El Presidente de las políticas sociales, de la Dependencia, de la revalorización de las pensiones y del diálogo social, se enfrentaba a uno de los peores momentos de sus dos legislaturas, excepción hecha de aquél 30 de diciembre maldito que ETA tiñó de sangre en la T4 y de los días de muerte que vinieron después.

“A todos les pido colaboración. Es un proyecto nacional que a todos nos concierne..”. Mientras Zapatero repetía estas palabras, Feijoo en el Parlamento gallego acusaba a los socialistas de “recortar los derechos sociales” y retaba ya al Ministro de Fomento a cumplir todos y cada uno de los acuerdos del “Pacto do Obradoiro”. Responsabilidad institucional según Feijoo. Minutos antes, en el Congreso, Rajoy interpretaba su papel de “ya se lo decía yo”, pero en el fondo, encantado del recorte.. El momento “friki” del día debió producirse cuando Mariano se puso a defender el salario de los funcionarios, aquellos a los que “tan bien” trató en su época de Ministro..

El día más amargo llegaba tras una semana de angustia en la que la UE se dio de bruces con su propia debilidad, en realidad con la debilidad de sus mercados, que es casi lo mismo. La decisión del Eurogrupo obligaba especialmente a España, una economía muy castigada por el desempleo tras una década larga de crecimientos importantes y un país cuyas dimensiones económicas y financieras no le permiten tener sobre sí mismo el mínimo atisbo de dudas. El paquete de medidas para acelerar el recorte del déficit, pues, no era aplazable ni dependía de la única voluntad del Ejecutivo español: debía ser ahora y coordinado con los planes similares que hoy se anuncian en toda la prensa europea. Francia, Reino Unido y Alemania aprobarán en estos días medidas idénticas y la señora Merckel tiene durmiendo el sueño de los justos aquella promesa electoral de bajar los impuestos.

Pero las medidas las toman los gobiernos y son sus líderes quienes han de explicarlas y asumir el coste político de las mismas. Es cierto que las imágenes nos devuelven a un Zapatero contraído y con un gesto que evidencia los días de angustia que vivió la UE y España y las horas aún difíciles que vienen por delante. Pero no es menos cierto que al otro lado no hay nadie. Nadie. Ayer en el Congreso, una vez más, Rajoy prefirió intentar vencer a Zapatero en el regate corto que convencer a los ciudadanos de que él es un hombre de fiar. Rajoy prefirió entonar el “ya se lo decía yo” y el “traiciona usted a los que menos tienen”. En ambas cosas se equivoca el líder popular.

Cierto que el líder del PP lleva meses pidiendo recortes, pero sólo con imaginar qué habría pasado si este recorte se plantea en plena recesión nos daremos cuenta de lo absurdo de su planteamiento. Es ahora, en una situación crítica continental, tras el estallido de la crisis griega, cuando cabe plantear medidas extremas; antes el único efecto de ellas hubiera sido el golpe de gracia a un consumo privado ya muy menguado, pero imprescindible para finalizar la recesión. A mayores, un vistazo a las propuestas populares realizadas la pasada semana demuestran que dichas medidas irían justamente en la dirección contraria a la reducción del déficit: la derogación de la subida del IVA, la deducción en dos puntos de las cotizaciones sociales o la reducción incondicionada de 5 puntos en el Impuesto de sociedades de las pymes provocarían un incremento del déficit intolerable en estos momentos.

Pero hay otra parte de la agenda de Rajoy que ayer ocultó una vez más, al intentar constituirse en paladín de las clases más desfavorecidas y de los funcionarios. Las propuestas de distribución presupuestaria hechas por el PP no eran sino una declaración de intenciones: los recortes en inversiones en servicios públicos, la introducción de sistemas de financiamiento semiprivado de equipamientos sanitarios (similar a los realizados en Madrid o en marcha en Galicia para Vigo y Pontevedra) con la disculpa de “atraer inversión” equiparando una autovía con un centro de salud o la congelación en el conjunto de prestaciones económicas de carácter social prefiguraban una oferta política y económica que no tiene ya demasiados secretos. Camps y Aguirre encabezan los recortes en las inversiones sociales en las Comunidades que presiden, Feijoo lleva meses pidiendo en voz alta la paralización de la Ley de Dependencia (la que ayer defendía con ardor en el Parlamento gallego) y el incremento del desempleo en estas CCAA (en Galicia el incremento superó este trimestre el 20%) pone en duda la bondad de estas fórmulas para una crisis económica nacida, precisamente, en modelos económicos neoliberales.

Los socialistas tenemos la obligación de demostrar que este recorte es medido, que se acierta en las decisiones, que los que menos tienen no tendrán que pagar el coste de la crisis y que la España del bienestar tiene futuro. Tenemos también sobre nosotros la responsabilidad de gestionar este momento sin mirar el calendario electoral, apuntando a la necesaria recuperación y a convertir a España en una economía sólida y creíble en momentos de crisis, porque en momentos de crecimiento lo hace cualquiera. Hace dos décadas un gobierno socialista tuvo que asumir la modernización del sector industrial español, sacarlo de la autarquía para colocarlo en la competitividad. La reconversión, la entrada en la CEE, las reformas en los sectores primarios.. aquellos gobiernos de Felipe González asumieron la responsabilidad de tomar medidas extremas pero tejer un sistema público de protección social que blindara el bienestar. Hoy Zapatero tiene el mismo reto. Salvar la economía, fortalecerla, demostrar su solidez pero superar la crisis europea más grave después de un siglo.

Vendrán meses duros, meses para explicar a los funcionarios que el Gobierno que les mejoró sus condiciones como ningún otro les dice ahora que encabezarán el ranking de los recortes, a los pensionistas que después de años de incrementos vienen dos años de congelación y a quienes tengan hijos que aquellos 2500 euros han pasado a la historia, de momento. Habrá que explicar la progresividad de las medidas y poner en marcha otras dirigidas a sectores sociales más acomodados con una probable reforma del IRPF dirigida a las clases más altas; habrá que continuar con los recortes en el aparato de la administración, habrá que sacar conclusiones de las mesas de diálogo social para la reforma del mercado laboral y para incrementar la productividad que nos permita remontar el vuelo. Habrá que asumir, como hace veinte años, que lo difícil, o lo hace la izquierda o la consecuencia es lamentable.

Y mientras tanto, espero con ansiedad el momento en que Feijoo unifique Cultura y Educación, elimine los superdelegados, dado que ha mantenido las figuras de los “jefes territoriales” idénticas a los anteriores delegados y tramite en seis meses las solicitudes de Dependencia para que la retroactividad no sea necesaria… O no?.

15 comentarios:

Xabier Pita Wonenburger dijo...

Y los sueldos, dietas, coches etc., de los políticos?
El ejemplo debeís darlo , tambien, vosotros.

Anónimo dijo...

Lo mejor en estos casos es tirar de hemeroteca, dejo algunas "odas socialistas" que estan en el recuerdo de todos. Es increible la facilidad que teneis para decir una cosa y la contraria, ¿pero de verdad que al salir a la calle no se os pone la cara del color de vuestra rosa?
1/10/2008: Congreso de los Diputados
”En tiempos de crisis, con Aznar en La Moncloa, el Ejecutivo optó por un decretazo”.
5/9/2003: Intervención ante el Comité Federal del PSOE
Rajoy "no es nuevo" en el escenario político ya que,”durante su trayectoria como ministro en diversos departamentos, propició, entre otras medidas, la congelación del sueldo de los funcionarios”.
Leire Pajín, en declaraciones sobre los PGE para el año 2010: 13/08/2009
El PSOE no se plantea «por ahora» congelar el sueldo a los funcionarios. Tampoco cierra la puerta a nuevas subidas de impuestos, aunque, asegura, «estarán supeditadas a los acuerdos parlamentarios».
José Blanco, en una entrevista al diario «El País»: 22/8/2009
"Niveles de contención" en los salarios de los funcionarios de cara al próximo año, sin que esto signifique, dice, "una pérdida del poder adquisitivo".
Blanco, en declaraciones realizadas en la Fiesta del PSOE gallego que tuvo lugar en Villagarcía de Arosa, el 5/10/2008:
“Con Rajoy en el Gobierno España tendría dos problemas, el de la propia situación económica y el del Ejecutivo del PP, que trataría de poner fin a la crisis a base de recortes sociales, de reducción de inversión en infraestructuras o congelando los sueldos de los funcionarios”.
También concretó que las cuentas estatales del año que viene van a "priorizar el gasto" pero matizó que esto no significará congelar el sueldo de los funcionarios o las pensiones. "No habrá decretazos", continuó para resaltar la "diferencia" entre el actual Ejecutivo y el anterior presidido por José María Aznar.

xan de couzadoiro dijo...

la moncloa, la iglesia, la banca, los politicos que tienen 5 sueldos, los futbolistas, y a esos que les pasara.

salud y republica

Xabier Pita Wonenburger dijo...

Las medidas son, ineludiblemente necesarias y comparto la decisión. La única objeción, en mi opinión, es y ha sido la demora en su adopción.

Jesús dijo...

Las medidas son necesarias, pero alguna de ellas no debiera haber esperado tanto.

En concreto la reducción del sueldo a los funcionarios, debiera haberlo hecho el mismo día que ordenó retirar las tropas de Irak. Pero no una reducción media del 5 %, sino del 30 % y reducir la plantilla de funcionarios entre el 25 y el 30 %, los que quedaran que trabajen, que no les va a hacer daño alguno.

Un de Malpica dijo...

Os funcionarios polo menos teñen un soldo.De donde non hai ¿que se quita?,caso dos parados.
Xa que estamos non caso extremo,froito dunha crisis "planetaria",Leire Pajin dixit, tomemos medidas extremas:
-Supresión da camara baixa, senado.
-Supresión de Diputacions.
-Supresión de soldos e prebendas dos ex-cargos politicos,ex-ministros,ex-presidentes.
-Supresión de coche oficiais secundarios,de ministros e conselleiros pra baixo, todo Dios en taxi (sector que esta tamén coma o carallo).
-Supresión da asignacion a coroa,¡que traballen!.
-Supresión,coincido con Rajoy, das asignacions a partidos politicos,sindicatos e organizacions empresariales.
Hai que dar exemplo, cousa que os politicos en xeral, non facedes.


¡Xa esta ben!, parece que nos estades vacilando.Queriamos un goberno de esquerdas firme e decidido, que tivese os juevos de poñerlle as cousas claras a quen nos levou a esto,BANCA,¿e que temos? unha morea de vividores.Estades na inopia, e con tal de manter o voso privilexiado posto e soldo, sodes capaces de manter e razoar que é o sol o que da voltas a terra.

Anónimo dijo...

Xabier

y los profesionales liberales (médicos, abogados, arquitectos, notarios) que declaráis de media a Hacienda unos ingresos similares o inferiores a los de los pensionistas?

Cuándo vais a tributar a Hacienda por lo que realmente ingresáis?

Xabier Pita Wonenburger dijo...

El abuso de los partidos a costa de los ciudadanos alcanza ya cotas cada vez más difíciles de soportar
No quiero generalizar. Una parte de la clase política coruñesa es seria, trabajadora y honrada. Otra parte considera el poder como un negocio y, en lugar de servir al bien común ciudadano, se dedica a vivir a costa de los impuestos.

Xabier Pita Wonenburger dijo...

Siempre me han recomendado no hablar con individuos desconocidos.....

Xabier Pita Woneburger dijo...

Por otra parte, la ignorancia suele entenderse de forma general como ausencia de conocimiento. Cuando se aplica a un contenido concreto significa “no saber algo determinado”, frente al conocimiento de otras muchas cosas o “tener un conocimiento imperfecto sobre…”. En este segundo sentido es donde el concepto de ignorancia adquiere toda su dimensión en su referencia al conocimiento....

follente dijo...

Estoy convencido que Zapatero es una bellísima persona pero un perfecto incompetente para la política y sobre todo la economía. Al principio de la legislatura niegan la crisis, nos regalan 400 euros, luego los plan E que no valieron ni para crear empleo ni para hacer nada provechoso,... Improvisación tras improvisación. Creo que es urgente que en el PSOE alguien topme el relevo ya pues el descalabro electoral va a ser
mayúsculo... me rio yo de lo que pasó en su día con la UCD.

Anónimo dijo...

Non pode ser Mar. Non xa non. Como é posible que me pidan a mín un acto heroico e patriotico. A min? a min que gaño 1.100 euros. A mín, Mar? De verdade, sinceiramente crees que eu son o problema do País? Eu? Familia monoparental que saco adiante a miña meniña eu sola cojn 1.100 euros o mes? Ti crees Mar que eu son a que ten que apretarse o cinturon? É a min a quen hai que pedir contas do que pasa? A mín Mar, que teño que sacar en solitario a miña menina? coa verdade por diante Mar crees que é xusto que teña que pagar eu o que joderon (perdon) outros? Non me parece xusto. Non, Mar. Non o vou aceptar. Non. Non e non e mil veces non.Porque a miña menina non ten culpa. Non Mar non e non hai disculpa que valga. Penso no teu soldo, e nas meninas de Zapatero nen ti nen elas teñen culpa pero menos que ninguen a miña menina.Non Mar Non non hai disculpa para o feito. Non me pidas a min que sexa patriota cando vos sodes uns TRAIDORES. Non Mar Non a min non.

barriodocastrillon dijo...

Concordo con todo o que di Un de Malpica. Non vos queredes enterar . Estamos fartos. Definitivamente. Xa está ben de tanta tomadura de pelo coa vosa demagoxia. Estamos profundamente desencantados. Defraudados. E escandalizados. Por iso pasastes a ser o terceiro problema para a sociedade española.
Se queredes recuperar un mínimo de respeto agora vos toca demostrar e dar exemplo. Os ciudadanos deste país levamos dando exemplo hai moitos anos.
Ti dis: Los socialistas tenemos la obligación de demostrar que este recorte es medido, que se acierta en las decisiones, que los que menos tienen no tendrán que pagar el coste de la crisis y que la España del bienestar tiene futuro.
Pois vale. Agora é o momento de demostrar. Por eso esperamos con ansiedade o momento en que, neste caso vós como socialistas, dedes exemplo, e que tramitedes de forma inmediata, e como mínimo, a eliminación de:
-Os plus vitalicios dos altos cargos
-Os soldos e prebendas vitalicias (secretarios, coches, chofer, gasolinas, peaxes, pc, blackberry, impresoras, dietas……) de todos os EX que mantemos.
-Os privilexios dos políticos (mínima cotización/máxima xubilación; coches, dietas, regalos, portátiles, teléfonos…)
-Asignación de cartos públicos a partidos políticos e moito menos para as campañas
- ETc., etc., etc.

Os meus principios non me permiten entender por qué alguén elexido polos ciudadanos, que é un servidor público, ten que ter máis dereitos que o resto.
E moito menos que utilizando o poder que o pobo soberano vos entregamos durante os anos que estimemos conveniente , vos atribuades uns privilexios, sempre de carácter vitalicio e con carácter retroactivo, aos que lles dades forma de lei, para logo refregarnos pola cara eso de “nosotros sólo aplicamos la ley”. Tanto loitar pola igualdade e contra os privilexios clasistas , para acabar vendo esto. Se se pode rebaixar por decreto o salario dos funcionarios tamén por Decreto, ou como sexa menester, podedes facelo cos vosos.
Agora toca dar exemplo….. Ou non?

Militante44 dijo...

Estoy de acuerdo con Xabier, que a veces no te da jabón. Mar tienes una oportunidad antes de la convención de junio de dar un ejemplo dejando cargos, dietas y otros privilegios. No estamo dando el ejemplo que siempre pregonabas. No pasaría nada si haces autocrítica del partido, pero no de salón sino la verdadera autocrítica.

Espero que aproveches la oportunidad que te dan los últimos acontecimientos. No te calles que espero tus mejores declaraciones, ese día, muchos militantes volverán a confíar plenamente en ti.
Aprovecha la ocasión para traducir lo amargo en las mejores ilusiones.

Da ejemplo y recuperarás mi voto.

Mar Barcón dijo...

Veamos. Yo creo que lo más fácil para mi sería decir que sí a todo.. sí, sí.. el problema son los sueldos de los políticos que son altísimos y las dietas y los coches.. No es cierto. Es cierto qeu la administración está en cierto modo "hipertrofiada", con el desarrollo de los gobiernos autonómicos y sus Cámaras correspondientes, pero eso puede solucionarse con: una reofrma del Senado para que sea Cámara autonómica, una nuevba Ley de Bases de Régimen local que defina la existencia o no de las Diputaciones y que redefina las competencias, devolviendo algunas a los Aytos y evitando duplicidades en los servicios públicos.
Los altos cargos de la Admon central suponen en gasto 50 millones de euros. Seamos claron, si no queremos ser justos: eso no significa nada en el défitic público. Y algunos lugares comunes son rotundamente falsos: en diez años ni he visto una Visa oro en el Ayto ni creo que la haya visto nadie. En diez años no llegó a un viaje por año el que hice; todos practicamente a Madrid por temas de gestión de mis competencias. El resto de mis compañeros y compañeras, exactamente lo mismo. Teléfono?, hombre, es parte esencial de mi trabajo y del de los diputados y diputadas que se pasan el día yendo a municipios, a visitar barrios, parroquias, gremios con problemas.. en fin.. creo que campo para el trabajo político hay mucho y muy variado y muchas personas que lo hacen muy bien a diario. Que nos equivocamos?. Seguro. Que somos todos unos corruptos y unos vividores?. No. Por cierto, lo puedo decir con la experiencia también de haber trabajado en la empresa privada, donde también hay gente que se aprovecha del trabajo de sus compañeros y les dura el puesto toda la vida... Que los políticos son unos vagos?. No. Que entre la clase política hay gente vaga?. Cierto, como en la empresa privada. Eso es cosustancial al ser humano (no a las instituciones, como diría Esperanza).
Racionalicemos al administración, evitemos dispersar y duplicar servicios, economicemos en recursos humanos y materiales, introduzcamos criteerios de eficiencia en la vida pública y política, reduzcamos las subvenciones, racionalicemos las infraestrcutruas, cerremos televisiones públicas con enormes déficits, hagamos transparentes los salarios, agilicemos la administración, eliminemos el plus de los altos cargos, profesionalicemos al máximo la función pública (que no la política).. Pero no olvidemos que la democracia es el sistema más barato. Cada vez que alguien insiste en que "el problema son los partidos" me acuerdo d elos noventa cuando ese mismo caldo de cultivo nos trajo a aquellos que nos iban a salvar de los partidos: los "GILes" y compañía que acabaron todos en la cárcel.
por cierto, Xabier, yo también creo qeu hay profesionales liberales que no declaran a Hacienda todo lo que ganan y que cobran en negro una parte d esus servicios y que pagan por debajo de la mesa a sus empleados. No todos, obviamente, pero algunos profesionales liberales sí lo hacen.