domingo, 23 de noviembre de 2008

30 VOCES MASCULINAS CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO


Esta mañana en Coruña, en los Jardines de Méndez Núñez, bajo una carpa blanca, treinta hombres elevaron sus voces contra la violencia machista. No eran hombres anónimos, eran responsables policiales, abogados, estudiantes, trabajadores, voluntarios, maestros, escritores, alcaldes, diputados... y el Presidente Touriño.

Voces de progreso para luchar contra la mayor expresión de la desigualdad, contra la esencia del machismo, contra la evidencia de que nuestra sociedad tiene una deuda pendiente, no sólo con las víctimas, sino con todos nosotros. Se oyeron voces y músicas que nos hablaron de compromiso, de valentía y de un “Happy day” que la gente de bien sabe que llegará.. aquél en que estos actos no sean necesarios.

Las voces de los hombres comprometidos con la igualdad pudieron con la lluvia y allí, apenas a unos metros del monumento a Concepción Arenal, como recordó Méndez Romeu, los versos de Benedetti, Gelman, Valente o Victor Manuel se mezclaron con las lecturas íntimas de aquellos que quisieron volcar su propia experiencia, revivir las memorias de una mujer inmigrante maltratada o sencillamente decir, en voz bien alta, que ellos no lo telerarán..

Lo dijo el escritor Suso Tallón, tal vez hoy haya sido un gran dia, uno de esos que vale la pena vivir, en los que la comunicación empieza de nuevo, en los que el diálogo se vuelve inteligible, en los que vale la pena formar parte de quienes dan un paso al frente.

Gracias a todos por participar, a los hombres que tomaron la palabra por hacerlo, a Hakam por reclamar el triunfo del feminismo, a Laura, Cristina y Yoya por su entusiasmo, a Isabel por su voz, y a los de la “O” por ser como son...

15 comentarios:

Carmen Cajide dijo...

Grazas a ti Mar, e moitas mulleres que coa súa loita fixeron posible que hoxe esas 30 voces masculinas se sumaran á causa e nos embargaran de emoción. Por certo, o Grupo Parlamentario Socialista estivo moi ben representado, quero destacar a Tuco Cerviño por facer un recoñecemento ás mulleres socialistas, progresistas e feministas. Saúde e sorte compañeira.

Isa dijo...

Gracias a vos, por organzizar actos tan humanos e tan necesarios. bicos. isa lema.

Sirenita dijo...

Fermoso acto en verdade.

Foi emocionante.

Graciñas.:)

Anónimo dijo...

Doña Mar, ¿y qué tiene usted que decir sobre ese documento que vincula el uso del castellano con la violencia de género? Esta mañana Carlos Herrera ha intentado que alguien se lo explicara y no se le ponía nadie, al final sólo pudo hablar con Carlos Negreira. No sé, yo es que como castellano parlante a ver si voy a ser un maltratador.

José Manuel dijo...

Sólo desde un probado desconocimiento de los dramas vitales que se engloban en la noción de "violencia de género o violencia machista", y desde un cerril y sectario reduccionismo ideológico, se puede explicar el espurio afán de protagonismo y la injustificable usurpación temática llevada a cabo ayer por Ermitas Valencia y sus conmilitones de normalización lingüística del BNG.
Si el PP hubiese hecho algo similar en esa fecha con Galicia Bilingüe, el clamor se oiría en la luna. Al final va a ser verdad que los extremos se tocan.
Confío en que entre todas y todos hagamos oír nuestras voces (masculinas y femeninas) frente a esta manipulación ofensiva hacia los verdaderos objetivos que debían enfatizarse el 25 de noviembre.

jesús pedrosa dijo...

Un acto sencillo pero muy bonito y cargado de intención y significado, para acabar con el maltrato y la muerte de las mujeres.

No me merece la misma opinión el otro acto celebrado en el Paraninfo del Rectorado, donde la señora Ermitas Valencia aprovechó para comparar el estado del idioma gallego con la violencia de género.

Este echo me parece, cuanto menos, grave, vergonzoso y desafortunado porque entiendo que no distingue entre el respeto a la vida y los derechos humanos, el derecho a la igualdad y a la dignidad de las personas, y mas concretamente de la mujeres, y el idioma gallego.

Rubén Saavedra dijo...

La verdad es que fue un acto muy emotivo y, por desgracia, necesario. La sociedad tiene que responder con contundencia a la violencia de género. Allí donde haya un maltratador, este tiene que sentirse acorralado por una voz unánime de repulsa, y allí donde haya una víctima, esta tiene que sentirse arropada por toda la sociedad. Para ello son estos actos, actos que tienen que ir acompañados de más y mejores medidas por parte de los poderes públicos, medidas tendentes a:
- proporcionar mejoras en las condiciones de seguridad de la víctima.
- Hacer las reformas necesarias para lograr una mayor eficacia en la prevención y persecución de estos delitos.
- Conseguir una mayor concienciación de la sociedad con este problema, empezando por la educación en la igualdad desde el colegio.

Enhorabuena.

Saludos

O mudo das Roseiras dijo...

Noraboa pola realización de este acto, xa que por desgraza a violencia de xénero e unha das maiores lacras ás que nos enfrontamos hoxe en día, e que temos que afrontar buscando unha maior concienciación da socidade.
Aproveitando esto, gustaríame resaltar a actitude dunha cocelleira do BNG no concello dá Coruña, a señora (por decir algo) Ermitas Valencia, que tivo a ocurrencia de comparar a violencia de xénero có uso do castelán.
Penso que unha persoa que ocupa un cargo público debería ter coidado cás declaracións que fai, e outras, como e o caso, deberían pedirlle permiso a súa neurona antes de falar.

Anónimo dijo...

Mar ¿que opinas do triptico da Universidade da Coruña coa axuda da deputación e do concello da Coruña? Me gustaria que te pronunciases ao respecto...

Mar Barcón dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mar Barcón dijo...

Hace algunos años - no muchos- el mundo se levantó una mañana escandalizado ante las imágenes de los Budhas de Bamian, en Afaganistán central, destruidos por los talibanes en nombre de no sé qué lucha.

De este a oeste miles de testimonios, protestas, manifiestos, proclamas, cadenas humanas y solemenes declaraciones se hicieron eco de la opinión cuasi - siempre hay algún outsider-unánime de que semejante atentado contra la cultura, la religión y la historia afgana era un demostración de la sinrazón humana. Y hasta instituciones internacionales pusieron en marcha iniciativas para salvar de la destrucción otros símbolos semejantes que pudieran quedar a merced de la violencia talibana.

De repente, alguien, desde no recuerdo bien dónde, dijo... "y las mujeres qué?". Y el mundo se miró, abochornado. Efectivamente. La destrucción de los preciados Budhas había sido, en todo caso, posterior a la continuada y silenciada violencia contra las mujeres afganas por parte de los talibanes.

Violadas, enmudecidas, golpeadas, insultadas, relegadas a la oscuridad, silenciadas, negadas... asesinadas. Cientos y cientos de víctimas de la intolerancia, del machismo más atroz y de la indiferencia mundial... Y ahora, las víctimas veían cómo el mundo "civilizado", el que defendió los derechos humanos, el progresista, el que construyó sociedades libres e iguales se lamentaba por la destrucción de unas hermosísimas esculturas, llenas de significado para un pueblo, llenas de simbolismo para una religión.. pero piedras, al fin y al cabo. Hermosas, pero esculturas.

Las mujeres afganas, si hubieran podido, seguro que nos hubieran explicado su dolor, su desgarro, su vida llena de miedos y de desesperanza, a ver si a nuestra cultivada alma era capaz de conmoverla igual su condena en vida, que la de los Budhas.

Las mujeres afganas, si hubieran podido, seguro que hubieran tratado de meter en nuestras cabezotas una idea muy simple.. que los símbolos, las lenguas, las banderas, las naciones, las obras de arte, los estandartes religiosos no son ni remotamente iguales en valor, en valor absoluto, a la vida de una de ellas. Que para que los idiomas se hablen, para que las banderas se desplieguen y los símbolos se veneren, primero - y SOBRE TODO- las personas han de vivir sin violencia, libres de elegir, sin temor a ser golpeadas por el mero hecho de existir...

Pero claro, como decía mi abuela, la estupidez pesa lo mismo que el sentido común, así que siempre hay alguien que piensa que antes de defender a las víctimas hay que defender los idiomas.. porque, amiguiños, para entender lo que significa de verdad la violencia de género hay que tener, como mínimo, dos neuronas - en línea, no paralelas- cuarto kilo de sentido común y una pizca de sensibilidad.. Absolutamente incompatible con las amebas.

Anónimo dijo...

Carta de un gallego a otro gallego:

Muchacho, tú que eres gallego igual que yo, habras leído la noticia de que la La Xunta impone que la mitad de la enseñanza sea en idioma gallego y supongo que igual que yo estarás acongojado, por que sabes que es mentira, que no hay tal cincuenta por ciento, que esto solo es una vuelta de tuerca mas de los nacionalistas para seguir extorsionándonos nuestros derechos, estarás acongojado de ver lo que pasa en nuestra tierra, de ver que después de vivir cuarenta años bajo una dictadura hecha, precisamente, por un gallego, ahora, cuando creíamos que por fin habíamos alcanzado la oportunidad de, por fin, poder vivir en un país democrático y libre, vengan unos canallas mal nacidos y fanáticos y nos quieran otra vez dictar como debemos hablar, como debemos vivir y como debemos pensar, y nos hagan pasar otra vez por la aberración de tener que aguantar que nos impongan una lengua porque, simplemente, a ellos les sale de la real gana de que tiene que ser así. Nos dicen pomposamente que la mitad de la enseñanza la van a dar en gallego, nos dicen que eso es para que la lengua del gallego sea libre, para que los gallegos seamos libres, pero tu, igual que yo sabes que no es así, que no es verdad que los nacionalistas pretendan que seamos liebres, que no es verdad que pretendan que se estudien las dos lenguas, el gallego y el castellano al cincuenta por ciento, ni al cuarenta, ni al treinta, ni a nada, que la verdad lo que ellos quieren es avocarnos a que el castellano desaparezca y, es que no hay mas que leer con atención el decreto por la que se regula el uso y la promoción del gallego en el sistema educativo para constatar que es una trampa del BNG y sus compinches, basta con ver cual es ese cincuenta por ciento de enseñanzas a impartir en gallego: ciencias naturales, física, geología, biología, química, matemáticas, ciencias sociales, geografía e historia y la educación para la ciudadanía, y se darán (a lo mejor) en castellano: la educación física, la plástica, la música, la religión o su alternativa, la tecnología y la cultura clásica, como ves la mayoría de las de castellano ni siquiera necesita libros de texto, un chiste ¡vamos! Pero a ti, igual que a mi ya no te quedan ganas de reír, porque tu sabes que esto no es cosa de broma, sabes que esto va muy en serio, sabes que en tu Galicia cada día que pasa va habiendo menos y menos libertad, sabes que la palabra democracia ha perdido todo su significado, y te acongojas, te acongojas porque ves que Touriño con tal de gobernar, lo acepta todo de los nacionalistas, pero lo peor es que sabes que cuando estaba Fraga la cosa no fue mucho mejor, y que si llega Feijoo puede ser más de lo mismo, y también sabes que ahora esto ya se ha puesto a rodar cuesta abajo y ya nadie tendrá ni la valentía ni la sensatez de pararlo y ves que vamos sin remedio y a toda maquina camino del desastre, camino del aldeanismo y la incultura, y te acongojas, todavía mas cuando hablas con tus paisanos y te das cuenta que a ninguno de ellos les gusta esta “dictadura nacionalista” y sin embargo la aceptan, la aceptan como si fuera un mal menor, como un error de juventud, como algo que ya no tiene remedio igual que antes aceptaron la dictadura de Franco y antes la de Primo de Rivera y mucho antes la de Narváez y antes de eso la de Fernando VII y no se cuantas mas y así las que quisieron mandarle, por que tu sabes muchacho que el gallego es asin, no protesta, emigra, lo hizo siempre y lo volverá a hacer, porque tu sabes que el gallego es así y no va a cambiar nunca, y los dictadores son así y tampoco van a cambiar, pero por lo menos, muchacho, gritales tu desprecio y diles que malditos sean y que mala hora los vio llegar o, como decimos los gallegos “mal raio vos parta”.

Anónimo dijo...

“Queremos aprovechar la fecha del 25 de noviembre, día de la no violencia contra las mujeres, para hacer pública nuestra denuncia de ser esta otra forma de violencia que debe ser erradicada para recuperar nuestra dignidad y manifestar públicamente nuestro compromiso de construirnos, individual y colectivamente, en la lengua propia de este país.” Esto lo dice un díptico del Servicio de Normalización Lingüística de la Universidad de Coruña, hecho en colaboración con el Ayuntamiento coruñés y la Diputación.

Ese díptico, que está financiado con dinero público, además considera “preocupante el escaso empleo que las mujeres hicieron (y hacen) de la lengua gallega sin ocuparse de hacer visible que respondía, más de una vez, a una subordinación exigida por el mismo sistema que promueve la división del trabajo entre los sexos y que saca beneficios del oculto trabajo femenino.”
Bien, pues que le quede claro a todas las mujeres gallegas: Si estáis hablando en castellano, entonces estáis siendo victimas de violencia de género ¿…? ¿O será violencia de verbo verbal? …Uumm…Hay que mirar esto.
Ayer oí por la radio a una señora, me he olvidado ahora del nombre, pero se que tiene mando en plaza, en la Universidad de La Coruña, tomada ésta a saco por el Bloque Nacionalista Gallego, igual que todas las demás Universidades en Galicia, que decía lo siguiente: “Pois pegar no nos pegan, pero prohibirlle a alguen falar a sua propia ligua, tamen pode ser un forma de maltrato” (Pegar no nos pegan, pero prohibirle a alguien hablar en su propia legua, también es una forma de maltrato).
Pues si, señora, no puedo estar mas de acuerdo con usted, pero aquí en Galicia, si a alguien se le prohíbe o es discriminado por hablar en su lengua, no es precisamente a aquel que habla en gallego, sino al que habla en castellano.
Aquí en Galicia, nadie, señora, NADIE es discriminado, ni nunca lo fue por hablar en gallego.
Tampoco, es verdad, que nadie es discriminado por hablar en castellano, aunque, a veces, aparece el tomtolaba-nacionalista de turno, que te corrige: se dice Noia no Noya, se dice A Coruña, no La Coruña, se dice Sanxenxo, no Sanjenjo etc., aunque, gracias a Dios, estas son las menos veces, así que, y a pesar de las pataletas nacionalistas, el castellano en Galicia está vivo, creciendo y gozando de muy buena salud. Pero esto es a nivel de calle. Porque en cuanto a los organismos públicos, oficiales, autonómicos, estatales o del país o como se llamen, que a estas alturas uno acaba tan liado que ya no sabe si vive en un país del estado o en un estado del país, pero como digo, en cualquiera de estos organismos la cosa cambia, aquí si, aquí si hay discriminación hacia al castellano.
Aquí, cualquier impreso que tengas que rellenar, tendrá que ser en gallego, da igual que seas gallego o no, que sepas gallego o esto te parezca un galimatías, si no lo entiendes es tu problema.
Si en uno de estos centros te expiden una factura o una multa, que para el caso es lo mismo, te la van a dar en gallego. Y en el hospital, las instrucciones que te den, de como tomar tu medicación, van a ser en gallego. El otro día una señora, me pidió ayuda para que le descifrara las intrusiones mecanografiadas que traía del hospital, porque a ella, gallega hablante de toda la vida, el gallego normativo, la sonaba a chino mandarín. Y esto señora no es un cuento. Esto es la pura verdad, y esto si es violencia, señora y señores de la Universidad de La Coruña.
Como es violencia que ustedes cojan a los niños de tres años, que es cuando tienen la mente mas maleable, y los metan en sus galescolas, donde son adoctrinados según su dogma fanático, excluyente, integral y racista, que cuando salen, tienen tal cacao encima que acaban poniendo bombas en cualquier cajero de un banco o en algún pilar de una autopista, porque estos representan el capitalismo, la invasión y la muerte de sus esencias y folclore patrio-galaico. Y los que no llegan a tanto, acaban jaleando a los anteriores, que para el caso es casi lo mismo.
Como es violencia que estos mismos jóvenes, salgan de la Universidad, con una licenciatura debajo del brazo y no sean capaces de decir mínimamente quines fueron los Reyes Católicos, Carlos I, -Creen que también hubo un Carlos V, no tienen ni pajolera idea de que era el mismo-, o Felipe II, olvidémonos ya de preguntarles sobre los almogávares o el Gran Capitán. Conocen a los tercios de Flandes por Alatriste de Pérez-Reverte, pero no les preguntes por don Juan de Austria o el Duque de Alba o, simplemente, donde estaba Flandes. Pero, eso si, saben que el fundador de Galicia fue Breogan, que bien pudo haber sido el Capitán Trueno, tendría el mismo rigor histórico y, además, que somos descendientes de los suevos y los celtas. Oye esto se nota, altos y rubios, igualito que los alemanes, oche tío, si no hablamos, nadie seria capaz de darse cuenta de que no somos teutones, ¡increíble! ni se nos distingue, que diríamos en Galicia.
Como es violencia que un padre que viva en Galicia y por ende en España tenga que irse a vivir a Zamora, para que su hijo pueda recibir una educación en español (castellano)
Todo esto es violencia señora, señores. La violencia de los intransigentes, de los fanáticos, de los que se creen tocados por la mano de Dios y de que están en posesión de la verdad absoluta, de los que no quieren ver que su libertad termina donde empieza la del hermano.
Toda la violencia que todos los dictadores del mundo y de todos los tiempos han perpetrado sobre sus victimas.

"Decirle a la gente cómo debe educar a su familia, gestionar su intimidad y sus relaciones, es la manera más eficaz de agredirla".
Martín Amis

Anónimo dijo...

El PSOE permite que se pague con dinero público campañas tan vejatorias para las víctimas de la violencia de género como la puesta en marcha en Coruña, en la que se compara la violencia de género con el uso del gallego. Simplemente vergonzoso.

Anónimo dijo...

Mar Barcón dijo:
"Que para que los idiomas se hablen, para que las banderas se desplieguen y los símbolos se veneren, primero - y SOBRE TODO- las personas han de vivir sin violencia, libres de elegir, sin temor a ser golpeadas por el mero hecho de existir..."

Completamente de acuerdo. Quiero ser libre de poder elegir el idioma en el cual quiero escolarizar a mis hijos. Ahora es en gallego, excepto lengua, gimnasia y plastica. Y ellos hablan español como el resto de sus compañeros y sus profesores. absurdo ¿no?.
En Galicia ahora vivimos con un regimen totalitario que nos gobierna y con unos politicos que han planeado el futuro de los gallegos, que han decidido defender un idioma (que no tiene derechos)IMPONIENDOSELO a todos los ciudadanos (que si tienen derechos).

Es de una crueldad tremanda. me recuerda a algunos paises arabes gobernados por talibanes.

Quiero y esigo identicos derechos que los que ahora tienen los gallego hablantes: educar a mis hijos en SU lengua, casualmente oficial y común al resto de los españoles.

Creo que no pido nada extraño¿no?.

PD: si no publicas esto, al menos leelo con cariño por si desde tu cargo podeis hacer algo. Hay muchisima gente humillada y que se siente discriminada con lo que estais haciendo. Y si no haceis nada para corregir esta situación os va a pasar factura en las proximas elecciones, no lo dudes. Un saludo.