miércoles, 18 de marzo de 2009

EL LINCE Y YO


Miro a los ojos al lince y me parece verle cabreado. Se pregunta qué demonios pinta él en esas vallas tremendas, al lado del chaval sonrosado que, divertido, nos mira sin entender ni una sola palabra… Los “pocos años”, que diría mi abuela.. Miro al lince y me da pena que le hayan colocado ahí… ay, si Félix de la Fuente levantara la cabeza y viese a qué estado han reducido a su preciado amigo…


Miro al lince y me acuerdo de todos y cada uno de los días en los que, como médico, atendí a mujeres que debían tomar la decisión más dolorosa de su vida. Abortar. Recuerdo sus dudas, su vergüenza, su llanto, a veces su soledad… recuerdo su vacío, sus temores, su dolor, sus explicaciones dirigidas a sí mismas, sus ausencias.


Recuerdo que son como yo o como tú, que han acertado mil veces pero una se han equivocado y no saben bien ni cómo ni por qué. Recuerdo la sensación de clandestinidad sustituida poco a poco por el sentimiento de normalidad que acompaña a un acto médico más. Recuerdo la impotencia cuando los compañeros tenían que enfrentarse a la denuncia indigna de un novio despechado que, en el último momento, sufría un ataque de paternidad responsable – que, naturalmente, antes no se le habían detectado - .


Las recuerdo a ellas, siempre asustadas, siempre bajo sospecha.. Las recuerdo y miro al lince, cabreado, preguntándose qué demonios pinta él en este asunto y por qué le utilizan esos señores de negro, empeñados siempre en imponer su razón, su verdad.. Muy sencillo, querido amigo… porque ninguno de ellos ha visto jamás un lince y nunca sabrá tampoco lo que significa tener que abortar. Así, cualquiera.

21 comentarios:

Jorge Castro Ruso dijo...

Sinceramente creo que se le da demasiada importancia a esta campaña. Probablemente cueste un dineral, pero los medios de comunicación están haciendo que sea mucho más rentable. Que la Iglesia aconseje a sus fieles y creyentes, y no le hagamos más caso. Creo que el error está en hacerles de altavoz. Y tampoco proceden las críticas que he escuchado de que "el dinero que paga esa campaña procede de los impuestos de todos...". Habría que ir al origen y ver porqué se sigue manteniendo ese sistema de financiación.
Mientras no cambiemos todo esto, la Iglesia seguirá beneficiándose de su poder mediático. Para mí, criticar esta campaña es igual que criticar a la que pueda hacer una secta pero que no tiene tanta repercusión por lo que señalé antes.
Otro problema es la falta de formación y espíritu crítico de muchos ciudadanos y ciudadanas... ¿Quizás venga de ahí la oposición de la Iglesia y adláteres a la asignatura de "Educación para la ciudadanía"? Si los niños y niñas se educan en un espíritu crítico, tolerante y abierto, quizás mucho poder de la Iglesia se empiece a desvanecer y vuelva a ocupar el sitio que le corresponde.

Alicia dijo...

Gracias por recordarnos en tu blog y por acordarte del mal trago que se siente cuando te van a "aspirar". Por ese recuerdo esta campaña es insultante, además de patética, es una más de esas campañas opusdeístas, nacionalcatólicas, que intentan "convertirnos" en "asesinas" de niños o en "defenestradores" de la familia. Acabo de vivir recientemente, hace dos semanas, esa terrible decisión: la ha tomado mi hija. No ha sido nada fácil, me ha recordado el momento en que yo misma tuve que tomarla hace veinte años y puedo decir que resulta difícil y doloroso. Esta campaña me resulta especialmente irritante , porque soy madre de tres hijos, los protejo, los cuido, los quiero y los educo con amor, dedicación y esmero, como cualquier madre. Y por ello me resulta intolerable la poca decencia y la falta de ética y de respeto hacia las mujeres que hemos tenido que tomar esa decisión alguna vez.

Anónimo dijo...

Yo creo que es tiempo de debate...el que calla otorga dicen por ahí.
Recomiendo enlace
http://www.laslinces.blogspot.com/

Iria Lorenzo dijo...

Para mi, se trata de una campaña absurda, fruto de la actitud retrógrada de la Iglesia. Algunos dirán Amén, otros seremos más críticos y es precisamente eso lo que no encaja bien la jerarquía eclesiástica.

Cata de Miño dijo...

Pero es que abortar va a ser obligatorio? Igual que el divorcio, o el matrimonio homosexual? Ah, no, que los que obligaron durante años a bautizos, bodas religiosas y catecismo fueron ellos.
En fin, menos mal que la sociedad va muy por delante de la iglesia y, mal que les pese, las mujeres usan métodos anticonceptivos, la gente se casa si le da la gana y los padres eligen si los niños estudian religión. Van perdiendo su poder sobre la sociedad y eso duele.
Así que el PaPa se va a África y allí predica en contra del preservativo. Sobre su conciencia caerá cada contagio de VIH... si la tiene.

Cristina L dijo...

gracias...

Sirenita dijo...

Estoy en contra del aborto, me parece aberrante acabar con la vida de un ser humano cuando más indefenso está; dicho esto, debo añadir que piense lo que yo piense respecto al tema del aborto, y lo que piensen muchos/as como yo, y organismos como la I.católica y otras iglesias, la realidad es que las mujeres seguirá abortando y si no es legal, lo harán en la clandestinidad en condiciones a veces no muy higiénicas ni adecuadas poniendo en peligro su propia vida, con lo que no sería acabar con una vida si no de dos.
¿Conclusión?
Que debe regularse, establecerse una ley de plazos y que cada una haga lo que estime conveniente. Sé que debe ser doloroso matar a tu hijo y que si lo hacen es por algo que consideran justificado, pero si crees como yo lo creo, que el ser humano existe desde la concepción no puedes opinar de otra manera que estar en contra del aborto...

Y lo de malgastar fondos en campañas publicitarias por parte de la Iglesia católica, pues qué me va a parecer!!!! con la necesidad que tienen muchas personas hoy en día!!!

Siempre dando la nota.....:/

Anónimo dijo...

Pues yo estoy en contra del aborto y nada a favor de la Iglesia. Me preocupa que, desde la izquierda, juguemos con las etiquetas de que si no te parecen bien determinadas cosas es que te dejas influir por la Iglesia. Yo, simplemente soy madre, y nadie puede convencerme de que el feto no es una personita. Esto no es por una cuestión educativa, sino vivencial. Lo he sentido en mis carnes y lo creo a pies juntillas. Me parece un crimen y lo digo con todas las letras.
Lo siento, Mar, pero desde luego no es, nunca, "un acto médico más".
La izquierda tenemos que reflexionar...

Anónimo dijo...

El aborto conlleva siempre la muerte violenta de un ser humano y supone un terrible drama para la mujer que lo sufre, forzada por las circunstancias.

La ley española abandona a la mujer ante sus problemas y la empuja insolidariamente al aborto. Toda “ley del aborto” es una terrible hipocresía contra las mujeres, además de una atroz injusticia para con los niños a los que desprotege.

En España no se ofrece información ni ayudas sociales a las mujeres embarazadas en situaciones difíciles, y sin embargo sí existe financiación para que vayan a abortar.

Ahora el Gobierno quiere poner los medios legales para que se cometan más abortos, dejando aún más sola a la mujer, a pesar del daño físico y psicológico que supone para ella. Más aborto significa menos protección a la vida y más inseguridad para la mujer.

Por ello, exigimos que nuestras leyes protejan el derecho a vivir y a ser madre, amparando la vida en todo momento y circunstancia y ayudando a las mujeres embarazadas a superar cualquier problema que un embarazo imprevisto pueda generarles.

Al mismo tiempo, nos oponemos a una nueva ley del aborto que sólo traerá más muertes y más sufrimiento para miles de mujeres.

http://derechoavivir.org/manifiesto/

Bertita dijo...

De verdad que estoy cansada... hace bien poco salían desaforadamente en las televisiones pidiendo dinero para la "pobre iglesia", esa "pobre iglesia" que tiene la mitad o más del patrimonio histórico-artístico del planeta, ahora esta campaña les ha debido de salir gratis... Pero bueno no quiero quedarme en las formas, para los que sabemos algo de salud (al menos un poco), para los que nos hemos enfrentado a situaciones de este tipo, y encima somos mujeres, esta campaña me parece indignante, porque no se trata de polemizar sobre el inicio de la vida,ni mucho menos, simplemente creo que cada persona tiene todo el derecho a decidir sobre su vida, sobre su cuerpo, a tomar sus propias decisiones.Estoy cansada de que intenten jugar con la conciencia de los demas,¿y van a hablarnos ellos de lo que es tener hijos?¿van a hablar ellos de proteger la vida cuando acaba de salir su máximo representante diciendo autenticas burradas sobre el uso del preservativo,en unos paises en los MUERE cada minuto una persona por el SIDA?Debe ser que eso no es proteger la vida...De verdad harta estoy de las pamplinas de un grupo de retrógrados que no tienen el valor suficiente para asumir su propia vida e intentan siempre manipular la de los demas. Dejen de atentar contra nuestra inteligencia, dejen de jugar a estar por encima del bien y del mal, que ustedes no son ejemplo de nada.Yo no soy católica, no creo en Dios,pero creo en algo mas importante,en las personas,en el derecho a tomar sus propias decisiones, no me gustan las imposiciones...Graciñas.

RAS dijo...

Me sorprende bastante el enfoque que la Iglesia pretende del debate: aborto sí o aborto no. De lo que se trata no es de posicionarse a favor o encontra del aborto sino de pronunciarse acerca de si procede meter en la cárcel a una mujer por abortar y a los médicos por ayudarla. El aborto es siempre un fracaso y hay que poner todos los medios educativos y profilácticos para evitar embarazos no deseados y ello a pesar de que la Iglesia y la derecha entorpecen continuamente los intentos de formar en sexualidad en los colegios. De lo que creo que no debería caber ninguna duda es acerca de la conveniencia de despenalizar las prácticas abortivas, que no otra cosa pretende la Ley; permitiendo que se puedan llevar a cabo con luz y taquígrafos y que no debamos retrotraernos a aquellos tiempos de las clínicas clandestinas. Sigo prefiriendo que una mujer aborte en un hospital de la SS antes de que por carecer el médico de cobertura legal, se vea obligada a hacerlo con un matarife o ella sola con aguja de calcetar. Es como tantos otros un debate hipócrita, puesto que el verdadero debate debería centrarse en el análisis de los fallos en el sistema social y educativo que llevan a que las mujeres queden embarazadas contra su voluntad. Mientras tanto el Papa liándola como siempre hoy en África para que su sucesor pueda pedir disculpas el siglo que viene por la contribución de la Iglesia en la extensión del SIDA.

Mar Barcón dijo...

Coincido en que no se trata de si se está "a favor" o en contra del aborto; en términos estrictos, todos y todas estamos en contra. La pregunta es: debe estar penalizado que, además, la mujer que se encuentra en ese momento terrible de su vida busque una solución?. Debe ir a la cárcel el médico?. Y qué derecho tenemos?..

La defensa de la vida?. Bien, pero ese es un debate que dificilmente podría ponernos de acuerdo en sus límites. La vida entendida como el ser después de la concepción?, y la nidación?, declaramos los DIUs abortistas?.. No se admite el aborto ante ninguna situación?, y en un riesgo importante de la madre?, y en el caso de una niña violada?.. y la vida?. Y la vida de la madre?.

En fin, creo que es una cuestión con tantos perfiles posibles y en el que cada cual tiene - si la tiene- una posición tan matizada por su experiencia personal, formación, ideología, religiosidad, entorno... que es difícil entrar en un debate sosegado y clarificador. En cualquier caso, la vigente Ley ha tenido una pervivencia importante y ha permitido aportar normalidad y dignidad sanitaria a una situación que en absoluto es marginal (si los datos oficiales son reveladores, los reales lo son aún más). La sociedad actual permite percibir con un ánimo diferente una reforma imprescindible para garantizar la seguridad jurídica a mujeres y profesionales sanitarios, seguridad que fue puesta en cuestión el pasado año, como seguramente recordareis, en plena precampaña de las Elecciones Generales.

Es cierto que cabe mejorar e incrementar la información y la formación, especialmente de los más jóvenes, en cuanto a su propia sexualidad y que el aborto no puede ser nunca un método anticonceptivo. Pero quienes hemos trabajado en estos temas sabemos que más allá del acceso a la información, mudar los comportamientos individuales es complejo y un camino de largo recorrido, sobre todo teniendo en cuenta que la libertad individual y la autonomía de las personas se incrementa exponencialmente en las sociedades desarrolladas y democráticas - como no podía ser menos- . Combinar la libertad con la autorresponsabilidad es la asignatura colectiva e individual pendiente, no sólo en esta cuestión sino en muchas otras. Pero creer que una mujer debe pagar toda su vida por un error es, cuando menos, injusto con ella, y me atrevería a decir que con el conjunto de la sociedad y, por cierto, no se aplica con tal rigor a otras circunstancias.

A un hijo hay que quererlo, desearlo y protegerlo. No es una cuestión económica sino que va mucho más allá. No se trata de que no haya oportunidades para ser madre en solitario, que la hay, o con pocos recursos económicos, que hay muchas más que en otros momentos de la historia. Se trata de una decisión íntima, personal, vinculante y para toda la vida. Por eso, abortar no debe estar penado por la Ley, que bastante pena es ya.

P.D. De lo de Benedicto y el preservativo, mejor no hablar. Hace falta valor!

Anónimo dijo...

Encima el lince no es iberico, segun dicen los expertos, es asiatico, menuda tropa Monseñor Camino

Anónimo dijo...

Buenas noches.
Mar,que opinas de esto?.Pedirá perdón su partido o algo similar?

"La juez exculpa a Fomento y señala que se hizo bien en alejar el 'Prestige'"

que opinas de las palabras de Pachi Vazquez?.No piensa que antes de hablar e insultar a los demás,tendría que explicar lo "suyo" en Ourense?
gracias por el blog.Un saludo¡

Mar Barcón dijo...

Al último "anónimo" que pide mi opinión:
- Pedir perdón por qué?. Por enfadarse por la actuación nefasta de los gobiernos gallego y espñol en aquel momento?. Lo de menos es lo que se hiciera con el barco y lo que enfadó a la población fue el desprecio absoluto por Galicia: Fraga tardó cuatro dias en reaccionar; Aznar sencillamente no vino.. vino antes el Rey a ver las costas gallegas en directo que el Presidente del Gobierno: Lo de los "hilillos de plastilina" mejor no comentarlo.. En fin.Lo de menos lo que hicieran con el buque, hombre. Esto es como el 11 de marzo y pensar que la gente se enfadó con el PP por le atentado; no señor, fue por la insistencia en mentir. Aquí tampoco fue por la decisión sino por tardar en tomar decisiones y sobre todo, cuando hay una tragedia o un accidente, el sitio d elos gobernantes es al lado de la gente y no venir fue una torpeza política, como s epuso de manifiesto en las urnas

- Personalmente me parce muy buena y clarificadora la entrevista y la rueda de Pachi Vázquez. En cuanto a lo "suyo" estoy deseando saber y conocer "lo suyo" en un tribunal. porque con Pachi pasa lo mismo que con otras personas.. toda la vida diciendo que le van a "demostrar" una cosa gordísima que luego nunca se llega a ver. Así que, cuando sepamos qué es lo suyo, opinamos.

freiman dijo...

* 1) Estoy en contra del aborto,excepto en casos muy concretos, aúnque, también estoy en contra de la campaña/s de la jerarquía eclesiástica. En mi opinión, debería existir más información en general y de los métodos anticonceptivos en particular. Hay que pensar que en España hay una población recién llegada con otras culturas, modos de vida y legislaciones, lo que trambién contribuye al incremento de los abortos y la situación
económica.
Los fieles, seguidores de la Iglesia Católica, que sigan sus instrucciones, pero que dejen a los demás tranquilos. ¿Acaso la jerarquía eclesiástica dará alimentos, educación, etc. a todos nacidos? Es una pregunta retórica, pues esos no lo harán. Cómo dijo uno: "Haz lo que yo digo, pero no lo que hago" Son unos hipócritas y utilizan el doble rasero.
* 2) España es un Estado a-confesional y cómo tal no debería contribuir al sostenimiento de otro Estado como es el Vaticano. Todas las Confesiones tienen el mismo derecho a la protección y a manifestar sus creencias a sus fieles en los lugares de culto. La Iglesia Católica no está o debería estar, por qué lo parece, por encima de otras.
* 3) Respecto al "Prestige" la Juez puede decir misa. La gestión del caso fue nefasta, tanto por por parte del Gobierno de Aznar, cuyo responsable era Álvarez Cascos, cómo por parte de la Xunta de Fraga. Creo recordar que más de uno estaba de cacería y disparando siguieron. El PP ha conseguido un escaño más que PSdeG+BNG y gobernará, pero ese mismo támdem a conseguido 5.773 votos más, según los últimos datos. El PP ha obtenido 789.427 votos frente a los 795.200 de PSdeG+BNG, que no obstante, son (- 72.000) respecto de las anteriores elecciones. El voto en Blanco supero los 28.000 (+ 38 %), el voto nulo se incrementó. En La Coruña, el támdem PSdeG+BNG consiguió 310.123 votos, frente a los 304.770 del PP.

estrella dijo...

estoy totalmente de acuerdo con que la ley debe amparar el derecho a la elección de la madre y si esta considera lo menos malo, porque el aborto nunca es una decisión preferida, que debe hacerlo, el Estado debe garantizar su seguridad y bienestar. Solo un pero, como madre, lo de la edad, 16 años y que puedan abortar a espaldas de sus padres,¿no podríamos arbitrar la manera de defender la decision de la menor con mediadores o un juez si hace falta, pero intentar implicar a sus padres, al fin y al cabo pienso que, decida lo que decida la niña(es una niña) sus padres querrán estar con ella.
Besos y a´nimo, Mar

Anónimo dijo...

Cada vez más cofradías anuncian que reivindicarán el derecho a vivir en la Semana Santa. Lejos de elogiar este compromiso con los derechos humanos, Bibiana Aído ha instado a las cofradías a que “no mezclen religión con política”. ¿Pero quién se cree esta inquisidora para censurar la defensa de los derechos humanos? ¿Es que pretende silenciar el “no matarás” en toda ceremonia religiosa sólo porque ese mandamiento incomoda al Gobierno? ¿También hará callar a los más de 1.100 científicos, académicos, profesores, profesionales de la salud e intelectuales que ya han mostrado su rechazo a las mentiras y falacias anticientíficas que el Gobierno esgrime para instaurar el “derecho a matar”?


Es muy llamativa la doble vara de medir del PSOE en lo que respecta a la libertad de los cristianos para expresar nuestras convicciones. Cuando en 2003 Juan Pablo II condenó con firmeza la guerra de Irak, ¿alguien oyó al PSOE mandando callar al Papa? Todo lo contrario: Zapatero agradeció en persona a Juan Pablo II su defensa de la paz. Juan Fernando López Aguilar, responsable de Libertades Públicas del PSOE, aplaudió el rechazo del Papa al terrorismo y al nacionalismo exacerbado, pues ambos son “incompatibles con la tolerancia” que propugna el PSOE, según él.

Cinco años después, cuando Zapatero ha tenido que escuchar las críticas de la Iglesia como en su día las tuvo que escuchar Aznar, nos salen con que algunos Obispos se “extralimitan”, como si la libertad de expresión de los cristianos se limitase en función de nuestra sintonía con el PSOE. ¿Y estos autoritarios gerifaltes socialistas aún se atreven a presumir de tolerancia?

Luis Pérez Taboada dijo...

Mire usted, no es lo mismo la doble vara de medir en asuntos que nos afectan de una manera colectiva como Nación e impuestos despreciando la opinión ciudadana que asuntos que afectan en el plano íntimo y personal. No creo que haya una sola mujer que al tomar la decisión no lo haya sopesado hasta el dolor más brutal que alguien puede experimentar.

maq dijo...

Creo que el error (o manipulación) de la Iglesia Católica es atacar una Ley que no obliga a nadie a abortar. Si lo que se quiere es evitar que las mujeres aborten, la solución tendrá que encontrarse en una política de información, de ayudas sociales, de superación de perjuicios y absurdos y de solidaridad entre las personas. La Ley puede servir, y ya es mucho, para evitar una clandestinidad que convierte los abortos en un peligro real para las mujeres, pues la decisión no la tomarán porque la Ley se lo permita, sino porque se sienten en la necesidad de ello.Y sin Ley, además de los riesgos sanitarios, podrían acabar en la cárcel.
Antiabortistas: practicar la caridad cristiana, ayudando a las mujeres con problemas, y no condeneis a quienes son victimas de una situación personal impuesta la mayoríoa de las veces por una sociedad hipocrita. No veo se ofrezcan, desde la Ihlesia, alternativas a las embarazadas para resolver sus problemas, ni siquiera desde una información previa que les evite llegar a esa situación. Cierto que la "continencia" evita embarazos, pero es indudable que la misma, por la razón que sea, no vale para todos. Pero hay alternativas, para evitar un mal mayor. Dejense de moralinas y respeten la libertad personal...

Anónimo dijo...

El argumento de que la "ley no obliga a nadie a abortar" se oye de forma constante, lo cual es sorprendente puesto que es un argumento absolutamente ilógico. Una Ley que permita robar, o agredir, o dañar... no obliga a realizar estas acciones, pero al permitirlas deja fuera de la protección jurídica una serie de sujetos de protección. Por tanto la cuestión aquí no es que la ley "no obligue" sino que hay que preguntarse si nos encontramos ante un "sujeto de protección" o no. Y el tal "sujeto" en este caso es el nasciturus o no nacido.
Lo cierto es que el nasciturus SIEMPRE ha sido sujeto de protección para todo lo que le sea favorable y NUNCA se ha entendido que, sencillamente no existe o que no es persona, que es lo que pretende la aplicación anormal de la ley vigente y la reforma que actualmente se pretende.
No soy creyente. Soy de izquierdas. Pero estoy en contra de esta desprotección de estas pequeñas e indefensas vidas, de este mirar a otro lado, y de esta comparación entre el mero egoísmo (que lo hay por parte de muchas abortantes) y auténticos traumas como la violación o una gravísima malformación (que, por desgracia, también las hay, pero que son casos completamente distintos y muy escasos- lejos de los cien mil abortos anuales estimados). Así pues, permitidme que, sin perder ni un ápice de mi "izquierdosidad" me manifieste, no sólo contraria al aborto, sino al tratamiento que se le está dando por nuestro partido. La protección del más débil está en mi ideario. Otros no parecen tenerlo tan claro.

O.Casaus