miércoles, 7 de enero de 2009

EL ESMOQUIN DE LA MINISTRA

Tengo yo un amigo que siempre me dice “uno puede ser de derechas o de izquierdas en la vida, pero lo imperdonable es quedarse antiguo”. Hace el hombre esta afirmación cada vez que discutimos – poco pero acaloradamente- alguna medida del Gobierno con la que él no está de acuerdo o cuando nos dejamos llevar por alguna polémica de esas que mantiene el interés ciudadano y mediático tres o cuatro dias (es difícil que algo logre mantenerse en el “candelabro” algún tiempo más en esta época de alta velocidad..). Esta mañana, el susodicho, me llamó para decirme.. “hoy no leas la prensa, que algún periódico parece un capítulo de Cuéntame”.

Ni más ni menos. A algún editorial le faltaba una foto de Ana Duato con pelo cardado o Imanol con bigotito para ser “la máquina del tiempo” total... Parece ser que a Carmen Chacón, no contenta con ser catalana y socialista, no satisfecha con haber sido nombrada la primera mujer Ministra de Defensa... (y embarazada, para más “inri”)... no contenta, digo, con plantarse en Afganistán “como si fuera un hombre” (que diría Federico) y pasar revista a las tropas con blusón... pues va la muy insolente y se nos persona en Palacio vestida de esmoquin... y de coleta.. y maquillada.. O sea... como si fuera un Ministro (pero con coleta y maquillada). Un horror.

Menos mal, dios mio, dios mio... que aquí estaban los entendidos y la prensa libre para ponerla en su sitio.. Y menos mal que en este país tan hermoso faltarán físicos nucleares, pero expertos en Protocolo se ve que abundan... Por Tutatis!. Y eso que la muy ella de la señora Ministra, queriéndose pasar de lista (sin duda... diría el amigo de Federico) preguntó a la Casa Real si su indumentaria era acorde con la Pascua Militar. Se ve que en Zarzuela dijéronle que si... pero se ve que no consultaron a tanto experto... que ya saben ellos (y algunas ellas, también, eh!) que era que no...

De nada valió que algún alma cándida recordara – timidamente.. para evitar ser mordido – que a lo mejor era que esto del Protocolo de según qué actos estaba previsto y pensado para épocas en que era imposible del todo que una catalana-socialista-embarazada fuera ni Ministra de Defensa ni de nada y cuando esto del género era para los pistilos de las flores y tal.. De nada valió que algún periodista – rojo, sin duda..- alertara de que estaba resultando pelín paleta la interpretación de la indumentaria de la señora Ministra y que en plena invasión de Gaza se gastara tinta en según qué cosas.. Faltaba más, oiga.. Los principios son los principios.. jolín!, hasta ahí podíamos llegar.

Y menos válido aún el vano intento de alguna tertuliana frívola que osó recordar que el esmoquin femenino es una prenda bien elegante desde hace treinta años, gracias al talento (que en su dia fue vanguardista, pero ahora al parecer aún más...) de Saint Laurent.. (otro frívolo y encima gay... menudo ejemplo!)..

Total, que muerto y enterrado el espíritu navideño, ha quedado claro que:
a) la señora Ministra estaba fea de esmoquin
b) que lo hizo para llamar la atención (no queda claro de quién...)
c) que, pese a su intento, la prensa libre y honrada no cayó en su treta y no le hizo ni caso (!!!!!!!!!!!!!!!!!!)
d) que eso nos pasa por tener una mujer de Ministra de Defensa (con coleta y maquillada)
e) la culpa es de Zapatero (para variar...)

Nota: de cómo les quedaba el frac a los señores Ministros nadie dijo nada (de momento). De la indumentaria del resto de las señoras asistentes, tendrán cumplida información mañana jueves, en las revistas del corazón.. que la prensa seria no está para esas cosas..

28 comentarios:

Sirenita dijo...

A mi me pareció un atuendo apropiado, estaba muy favorecida y sinceramente lo que opinen personas encorsetadas en protocolos caducos, a la ministra le debiera importar bien poco.

Personalemnte, reconozco que su nombramiento me cogió con el pie cambiado, pero está resultando ser la sensibilidad, el sentido común (que hacía falta)y la entrega más absoluta en una cartera complicada.

Será que para algunos periódicos les es más fácil hablar de trapitos que de política :)

PMM dijo...

El titular estaba asegurado. Porque ¿qué pasaría si la señora ministra de defensa apareciera en el acto de la Pascua Militar vestida con un traje como el de la Reina o la Princesa, y diera su discurso como ministra de tal guisa? Pues que algunos dirían que es totalmente incongruente, y que eso nos pasa por tener a una mujer en un puesto así.
Así que la señora Chacón optó por buscar una indumentaria acorde a la situación y el resultado es el que es.
Consejo. Cuando alguien juzga algo , primero habrá que ir a la fuente y ver si hay alguna norma escrita que se esté infringiendo. Para los actos de máxima gala, es cierto que la indumentaria para las mujeres es traje largo = traje de noche, entendiendo por traje de noche algo elaborado con telas más ricas y diseños más atrevidos que lo que uno se pone día a día, porque con la evolución de la sociedad, la moda a nosotras nos permite ciertas licencias. Así que la Ministra, valiente, eso sí, optó por una vestimenta de gala nocturna masculina en su versión femenina.
¿Está infringiendo una norma de etiqueta, que no de protocolo? No.
Pero claro, yo no soy un experto listísimo y preparadísimode esos de protocolo, generalmente calvo, que salen en la tele comentando, y no he leido tantos libros de protocolo, digo saber estar, del siglo XIX, bueno leido sí, pero no asimiliado,por lo que se ve. Yo sólo dirijo un centro que imparte Titulaciones Universitarias de Grado (3 años) y posgrado (1 año) de Protocolo Y Relaciones Institucionales. Y créeme, mis alumnos no se pasan tanto tiempo estudiando simplemente cual es la etiqueta adecuada para cada acto. Quizas por eso no sean tan listos como todos estos que ahora ponen verde a la ministra, y en su tiempo también lo hicieron con los pantalones de la Infanta Cristina en su pedida de mano, la falda de Rania de Jordania en la boda de los Príncipes, o porque la Reina no tenía en brazos a la Infanta Leonor en el bautizo. Podría seguir.

jesús pedrosa dijo...

Pedro Jeta, en su rotativo, fué el mas crítico con el atuendo de la ministra. Debería mirar un poco a su señora, Agatha Ruíz de la Prada, que diariamente va disfrazada de no se qué.
Eso si que es llamar la atención.

Lo que pasa es que, en el fondo, lleva bastante mal que no gobierne quien él quiere.

Anónimo dijo...

Bueno, sí, vale... pero no es una cuestión de elegancia y, con la que está cayendo, es verdad que se le ha dado un espacio informativo exagerado. Sin embargo la ministra lo es de un cuerpo uniformado y, recuerdan los militares, que a ellos se les puede sancionar incluso con 30 días de privación de libertad por no ir vestidos correctamente. Y, en ese contexto, uno se pregunta el margen de rebeldía personal que puede esgrimir la ministra, (la cual, parece ser que según la propia Casa Real, finalmente cumplía con el protocolo, aunque el esmokin definitivamente no es un vestido largo y parece, más bien, que lo dicen para no ahondar en la polémica).
Si la norma existe ¿hay que cumplirla o uno debe saltársela si afecta a su sentido estético y le resulta "antiguo"? Cuando uno es la cabeza visible de las fuerzas armadas, es como para pensárselo y, quizá, pedir las pertinentes modificaciones en el anticuado protocolo en vez de montar el numerito por tan poca cosa.
En cuanto al discurso de mujer, catalana, ministra y embarazada... francamente le confieso que me molesta. El victimismo también me resulta antiguo y bastante poco recomendable. Permítame que le recuerde que hace escasas fechas, la Señora Esperanza Aguirre, tras sobrevivir a una terrible serie de atentados en una visita en el extranjero, fue gravemente criticada por personas de su partido y afines por haber comparecido con los calcetines que le prestaron en el avión cuando estaba descalza (unas críticas que aderezaban aquel magnífico discurso del Sr. Blanco que sostenía que era poco menos que una inmoral por haberse marchado en vez de quedarse allí peleando contra los terroristas hasta liberar a todos los rehenes, cual si de Buce Willis se tratara). En aquel momento, disculpeme si me equivoco, no recuerdo haberle oído a usted decir que, claro, es que es mujer, presidenta, madre y de Madrid... Ni media palabra, oiga.

Mar Barcón dijo...

Si me permite el invitado "anónimo", tres consideraciones:
1- El esmoquin que llevaba la señora Ministra no es un atuendo masculino. Hace décadas que Ives Saint Laurent creó el esmoquin femenino y que está aceptado como traje de etiqueta femenino. De hecho, seguramente esto motivó que fuera admitido por la Casa Real.

2- La definición de la Ministra como mujer, socialista y catalana la he hecho para remarcar precisamente los tres aspectos que más se le han criticado por aquellos sectores de la prensa que ahora se ceban en su indumentaria (los de siempre, vaya..). Se le criticó el nombramiento al señor Zapatero por haber elegido a una mujer - recordemos el simpático artículo titulado "Batallón de modistillas" o el video que hay colgado en este blog en el que Jimenez Losantos habla de Carmen Chacón... en fin.. Se la criticó por catalana...ya que según el señor Losantos es una "independentista" y, en el fondo, se la ha criticado por socialista.

3- Como era de esperar, tratándose de una política de su nivel e inteligencia, la primera en defender a la Ministra y su indumentaria ha sido, precisamente, la Presidenta de la Comunidad de Madrid, así que abunda cualquier explicación a mayores.

Xabier Pita Wonenburger dijo...

Siento asco y trato de contenerme...
Es un atentado muy grave hacia esta señora y vulnera todos los principios elementales de convivencia.

Jim Alegrías dijo...

Yo es que a los del batallón de las modistillas: Antonio Burgos, Ussía o a este señor mayor director de rotativos ridículos y psicotrónicos -que hacía montajes con el careto de aznar y el cuerpo de Casillas parando un penalti tras la huelga general- y que iba para Ministro de Información si llega a triunfar la asonada del 23-F( Ansón creo que se apellidaba antes de perder LA RAZÓN)... digo que a estos eminentes varones me los imagino como en el famoso anuncio aquel de SOBERANO de los 60: llegando a casa después del trabajo mientras su mujer les sirve su copazo brandy y les calza sus zapatillas de andar por casa en sus provectos pies. Eso o bofetada al canto, como en la publicidad aquella, pues el Soberano y las pantuflas forman parte del substrato elemental y simbólico de todo macho y español, que al final viene a ser lo mismo.

Y supongo que lo que se esperaban era a una Chacón vestida de Sissy emperatriz o Barbie de Milicia con Lentejuelas rojigualdas que les cantase el "Happy Birthay to you, Mister Army Forces" mientras se sacaba el guante de seda oliva castrense.

O sea, que lo del protocolo y demás zaranjadas y gaitas les trae absolutamente al pairo a estos primordiales y que no es más que lo de siempre, eso que les viene de antiguo y no supieron reciclar a tiempo: un machismo irredento y extemporáneo que todavía les carcome el alma cuando ven a una mujer como jefa- ya sea lookeada en frac, esmoquín o casaca turca- de sus legiones de aguerridos.
¡Y si por encima de mujer es catalana ya se armó el belén!

Aquí pasa como en "La Carta Robada", de Poe: determinadas cosas son tan obvias, están tan a la vista, que damos mil vueltas hasta llegar a ellas, pensando que no, que no puede ser que la carta tan importante o la verdad tan elemental sea aquella que está a la vista de todos... sobre la mesa.

Lo de Pedro Jota es para mear y no echar gota( Otro chiste para entendidos. Ver vídeo)

Bien por Chacón y viva Saint Laurent y C&A.

Saludos de Jim, vecinos y familia.

Anónimo dijo...

a mi personalmente que gusto el traje de la ministra, pero por lo que hay que valorar a carme es por su trabajo, no por sus trajes, sino que hariamos con agata ruiz de l prada, que si que usa modelitos vistosos o su marido en el famoso video. salud y republica

RAS dijo...

Anónimo, no te líes, a los militares les puede caer un arresto por no ir correctamente uniformados puesto que la corrección se exige no sobre la vestimenta del guerrero en cuestión sino sobre su uniformidad y aseo (Reglamento disciplinario de las FAS), uniformidad a la que la ministra no está obligada puesto que carece de empleo militar (de su aseo no se conocen críticas). Ocurre lo mismo cuando un militar se va de copas, si viste vaqueros y se pasa con los martinis no pasa nada, pero como vista de uniforme y le pillen pasado de copas: arresto al canto. El motivo parece obvio, por lo que la polémica creada en torno al atuendo de la ministra es absolutamente artificial, no sirviendo más que para evidenciar la impotencia de quienes poco pueden argumentar contra su gestión, la cual ha de ser forzosamente tenida como magnífica, visto el tenor de las críticas.

Cani dijo...

Muy bueno, corazon.
Un besin.

Adrian Fernandez Pascual dijo...

yo que soy hijo de militar la vi normal asi que entiendo las criticas

Anónimo dijo...

ras, no me lio doy mi opinion,salud y republica y ole tus c.... carme chacon

Bertita dijo...

La verdad es que me parece increible que se hable de este tema,en pleno siglo XXI, luchando por la igualdad y ¿aun estamos preocupandonos de lo que lleva puesto este o la otra?Por dios, que estamos hablando de una ministra, de la cual deberia importarnos ota cosa y no su indumentaria, porque a algunos, lo que nos importa es lo que tiene en su cabeza y la actitud ejemplar que esta teniendo en un cargo de esa envergadura.Esta chica ha tenido que enfrentarse a muchas cosas ya, esta es absurda, dejemos de dar bombo a estas pandillas de ignorantes, que cuando ven un acto de esas caracteristicas solo se preocupan de las vestimentas y del protocolo.Tienes toda la razón, estamos viendo en el periodico cada dia la barbarie en Gaza y muchas otras cosas autenticamente preocupantes y algunos pierden el tiempo con esto...que pena.Gracias por dejarme opinar.Bikiños.

MiguelNR dijo...

La propuesta de cambiar el nombre de Juan Canalejo a Fernando Suárez, el que fuera Presidente de la Cocina Económica, puede ser un gran acierto por parte del Ayuntamiento.

Es de esas decisiones, compañera Mar, que nunca se podrán criticar, por parte de nadie, y que por muchos años que pasen, siempre serán vistas como acertadas.

Ojalá, compañera, todas las decisiones del Ayuntamiento estén inspiradas por los mismos valores de solidaridad, y de pensar en los que menos suerte tienen en la vida, empezando por los que duermen en los cajeros automáticos, y llegando hasta toda esa clase trabajadora... usuaria/necesitada de un transporte público útil, necesitada de una vivienda asequible y de recursos culturales públicos, que llenen su vida y que logre que todos los ciudadanos se sientan parte de algo.

Un Saludo.

LAL dijo...

Parece mentira (e, para min, é unha vergoña), que nos tempos que corren nos preocupemos máis polo atuendo da Sra. Ministra (que dende o meu punto de vista ía moi guapa) que polos problemas e as inxustizas que, cada día, teñen lugar neste o noso planeta...

Unha aperta!

PS: alégrame ver que es aficionada ao baloncesto. Cousa rara neste mundo sobrecargado de fútbol... Esperemos que Gasol e compañía consigan este ano o que se lles escapou polo pelos o pasado.

Anónimo dijo...

IDEAS PARA EL PROGRAMA ELECTORAL GALICIA 2009

Política:

La actividad política debe estar dirigida a resolver los problemas que garanticen la libertad y la igualdad de las personas en lugar de estar obsesivamente dedicada a resolver imaginarias cuestiones emocionales, simbólicas e identitarias. Para ello deben utilizarse argumentos razonables en lugar de alegar oscuros dogmas provenientes de un pasado mítico o de supuestos derechos colectivos atribuidos a hipotéticas naciones culturales. La política debe estar pensada para hacer frente a los problemas del siglo XXI.

El interés de los ciudadanos debe ser el centro de toda la actividad política. Tanto el Estado como las comunidades autónomas y los municipios, así como también la Unión Europea, están formadas por ciudadanos, es decir, por personas libres e iguales en virtud de la Constitución y de las leyes democráticas, no por personas vinculadas obligatoriamente por sentimientos identitarios de pertenencia debido a que, supuestamente, forman parte de una misma cultura, proceden de un mismo origen o hablan un mismo idioma. Los poderes públicos, por su parte, sólo son democráticamente legítimos si dependen de la voluntad de estos ciudadanos y si tienen como única finalidad garantizarles igual grado de libertad.

Así como la religión, en su momento, pasó del ámbito público al privado tras la separación entre Iglesia y Estado, en la actualidad, en las plurales sociedades avanzadas, los sentimientos identitarios deben quedar también albergados en la esfera de la libertad individual para evitar que en ella se interfieran los poderes públicos. Las identidades de hoy son, pues, el producto del libre desarrollo de la personalidad de cada uno y, por tanto, son individuales, no colectivas. Los poderes públicos, por su parte, están obligados a respetar todas las identidades siempre que no vulneren las leyes pero no están autorizados a imponer ninguna de ellas. En este sentido, tanto el Estado como los demás poderes públicos deben ser laicos desde el punto de vista identitario.

La actividad política, por tanto, debe estar al servicio de los ciudadanos, de las personas libres en el marco de la ley, no al servicio de ideologías esencialistas o cerradas. Así pues, desde la libertad, la igualdad y el laicismo identitario, se presenta un proyecto político y cívico para Galicia, fundado en principios que también son válidos para el resto de España.


Rechazamos la identificación de Galicia con una lengua y defendemos la libertad lingüística individual como principio irrenunciable. Galicia es una sociedad bilingüe en la que el gallego y el castellano conviven armónicamente y se complementan como lenguas habituales de uso, enriqueciendo el patrimonio lingüístico y cultural de todos los gallegos.

Por ello, rechazamos cualquier intento de violentar, desde las instancias oficiales, la libertad lingüística de los ciudadanos en su actividad privada, ya afecte ésta a los usos lingüísticos en empresas o asociaciones, la rotulación de comercios o la atención al cliente.


El nacionalismo ha convertido las instituciones autonómicas en instrumentos excluyentes entregados a un imaginario parcial, fragmentado y reaccionario en el que no se reconoce la sociedad gallega. Más que una Administración para resolver los problemas de los gallegos, tenemos una Xunta embarcada en la reconstrucción de una Galicia mítica, homogénea y cerrada que poco tiene que ver, que da la espalda y que se enfrenta con la Galicia de los ciudadanos, plural y potente que late en la sociedad civil.

Estamos comprometidos con esta última, con el principio de realidad que encarna y con su necesario protagonismo frente a las fantasías identitarias que se han atrincherado en las instituciones. Por ello, queremos una Administración autonómica al servicio de los ciudadanos, que supere definitivamente ese modelo de Administración que adoctrina, regaña, exige sumisión y silencio a la sociedad civil. La política debe subordinarse a la ciudadanía y ocuparse de abordar y resolver sus problemas, en lugar de darles la espalda e inventarse otros nuevos. Por ello, rechazamos el clima de crispación social y a la perversa distinción entre buenos y malos gallegos auspiciada por los nacionalistas.

Y, por ello, combatiremos cualquier Estatuto que refleje el desinterés del nacionalismo por la política útil y su enfermiza obsesión por la recreación de mitos, símbolos estériles y enfrentamientos identitarios de penosas consecuencias, más propios de una visión nostálgica del pasado que de un proyecto de futuro.

Proponemos una alternativa que reivindica la centralidad del ciudadano, de sus preocupaciones y sus prioridades en la gestión pública. Una alternativa que milite en la diversidad de la sociedad gallega y que asuma con naturalidad lo que es natural entre la ciudadanía. Una alternativa comprometida con unas instituciones que puedan sentir como propias todos los gallegos, y no sólo los que profesan una determinada ideología o asumen una cierta posición identitaria.

En correspondencia con el pluralismo de los ciudadanos de Galicia, nos comprometemos a que nuestros parlamentarios y cargos públicos utilicen indistintamente el gallego y el castellano en las instituciones públicas y en su relación con los ciudadanos.


Política lingüística: militando en la pluralidad con libertad

La política lingüística es el ámbito en el que la voluntad excluyente y reaccionaria del proyecto nacionalista se ha hecho más explícita. A pesar de que el bilingüismo en la sociedad es un hecho estructural y asumido con naturalidad por los ciudadanos, que emplean indistintamente una y otra lengua y entienden ambas; la clase política ha apostado claramente por convertir la lengua en un potente elemento de confrontación social y discriminación. Los iniciales planteamientos de defensa y protección del gallego dieron paso a agresivas estrategias de marginación del castellano y los castellanohablantes, que han desembocado en su práctica expulsión del espacio público y, posiblemente, en la penalización de su uso en los ámbitos privados. Una política que inicialmente parecía orientada a garantizar la pervivencia de la lengua más débil –el gallego– y el respeto a los derechos de los gallegohablantes ha degenerado en una agresión constante y sistemática dirigida a combatir el bilingüismo y lesionar las libertades de todos los gallegos, singularmente los castellanohablantes.

Impulsaremos la revisión a fondo de las prioridades que rigen la política lingüística en Galicia, en orden a proteger los derechos lingüísticos de los ciudadanos y a detener los abusos que en nombre de la lengua se han perpetrado desde los poderes públicos autonómicos. Para ello, desplegaremos una estrategia lingüística articulada en torno a los siguientes ejes:

a) Asunción de la realidad social y lingüística: el gallego y el castellano, como lenguas
mayoritarias, son las lenguas territoriales y propias de Galicia

b) Cooficialidad lingüística efectiva del gallego y del castellano

c) Libertad lingüística de las personas, no discriminación por razón de lengua y mínima intervención de las instituciones en el ámbito privado.

La materialización de estos principios se llevará a efecto mediante la aprobación de la pertinente legislación básica del Estado, de las leyes autonómicas y a través de prácticas administrativas adecuadas que sean respetuosas con los mismos.

Respetaremos a la libertad de elección de lenguas en las relaciones privadas y derogaremos las normas que imponen el uso obligatorio de una de las dos lenguas oficiales en determinados sectores

Los datos que figuren en el etiquetaje, embalaje e instrucciones de productos distribuidos en Galicia se regirán por el principio de lengua comprensible y, en tal sentido, pueden figurar tanto en gallego como en castellano.

Propondremos a las Cortes Generales que aprueben una Ley Orgánica reguladora de la oficialidad de las lenguas de España. Esta ley deberá desarrollar el artº. 3 de la Constitución, declarando los derechos lingüísticos de los ciudadanos en sus relaciones privadas, con las Administraciones e Instituciones Públicas y de éstas entre sí.

Anónimo dijo...

ESTO ES FASCISMO:

La Consellería de Educación acaba de rechazar expresamente una primera solicitud de las más de dos mil que a mediados del pasado octubre presentaron padres y madres gallegas en las oficinas de la Inspección Educativa de cinco ciudades, en una acción organizada y coordinada por Galicia Bilingüe, para que al menos se permitiera a sus hijos hablar en clase en castellano y utilizar el material didáctico y realizar pruebas y exámenes en este idioma.

La resolución de la Administración de Pérez Touriño, que asume de esta forma las tesis más radicales para imponer la inmersión lingüística, se refiere a la petición del padre de una alumna de un instituto de Culleredo y contradice una resolución anterior de la Inspección Educativa sobre dos estudiantes de Pontedeume, además de no hacer referencia prácticamente ni responder a casi ninguno de los sólidos argumentos a favor de la libertad de elección de lengua en la enseñanza que sustentaba la petición promovida por Galicia Bilingüe.

La Consellería, para defender su postura, se aferra al polémico decreto 124/2007 que regula el gallego en la Educación y aduce que establece expresamente las materias que serán impartidas en ese idioma, lo que se tradujo en la práctica desaparición del castellano de la docencia en los centros escolares pues, al margen de Lengua Española, no se utiliza en ninguna otra asignatura troncal. Además, la Xunta cita el artículo que indica que en las clases impartidas en gallego el alumnado usará esta lengua, con carácter general, en las manifestaciones oral y escrita, y afirma que este texto debe ser interpretado de manera sistemática.

Precisamente, Galicia Bilingüe hacía también referencia a este artículo para sustentar su postura, pues la Administración no aclara en qué supuestos o hasta dónde abarca la cláusula de excepcionalidad que supone utilizar la expresión “con carácter general”.

Pero los más de dos mil padres y madres apelaron, además de al propio Decreto, al Estatuto de Autonomía, a un dictamen del Consello Consultivo de Galicia o a la doctrina fijada por el Tribunal Constitucional para defender el derecho de elección del idioma de estudio por parte de los alumnos, excepto para las clases y actividades relacionadas con una determinada lengua, como Inglés, Lengua Gallega o Lengua Castellana. La Consellería no hace mención a ninguno de estos argumentos y da cobertura a una clara discriminación, pues resulta obvio que un escolar gallegohablante tendrá una clara ventaja sobre otro castellanohablante. Galicia Bilingüe sostiene además que si los alumnos incumplieran esta nueva resolución de la Administración de Pérez Touriño, no existe ningún tipo de sanción prevista para ellos. En este sentido, la asociación se pregunta en qué conducta sancionable del Decreto de Derechos y Deberes de los Alumnos se va a encuadrar el hecho de que se emplee una lengua oficial en una actividad académica.

Finalmente, la entidad quiere animar a los padres y estudiantes a continuar empleando sin restricción su idioma de preferencia en la actividad escolar, y a exigir que se respete su derecho a ser calificados con independencia del uso de una u otra lengua oficial.


HAGA ALGO SRA. MAR POR FAVOR. NO PODEMOS PERMITIR ESTA DICTADURA.


ESTO AL PSOE LE VA A PASAR FACTURA...

Andrés Riveiro Calvete dijo...

Muy bueno el post Mar has estado mordad , desde aqui un abrazo de Dora y Andrés, cuentas con nuestro total apoyo. Deseando que nuestros sueños de Paz y justicia Social se hagan realidad. Y un besazo para tus hijos.Salud ,fuerza y unión

Anónimo dijo...

Sra. Mar:

Ayer le envie un articulo donde se exponia que la Conselleria de Educación de su partido no permite a unos niños en las clases que se dan en gallego (exepto lingua) expresarse en español ni nexaminarese en esa lengua, propia de esos niños y oficial en toda España. Esto es FASCISMO.

Si no publica la noticia, lo entiendo pues a mi se me caería la cara de verguenza. Pero le pido que por favor haga algo para corregir esta imposición anticonstiucional que va en contra de la libertad de expresión del alumno (y eso que utiliza una lengua oficial).

En fin, usted vera. Esta en su mano y en su conciencia. Yo no dormiria tranquilo sabiendo que hay personas que OBLIGAN a los niños a USAR el gallego en clases de Matematicas, Historia, Geografia, etc.

Un saludo.
Fdo. Luis-Orense

asreflexions dijo...

Es la mejor ministra, la mejor política y algún día espero, la primera presidenta del gobierno.
El esmoquin femenino es atrevido, puede que diferente pero ya. Lo demás son pajas mentales de gente chapada a la antigua.

Anónimo dijo...

Sra.Barcón,¿se sabe algo si el Plan de Zapatero llegará a los Rosales?Porque tanto plan E del gobierno,que esa E será de Esperpento,no nos sirve de nada.
saludos y gracias por el blog.

LucíaDV dijo...

Pero Carme Chacón no era Ministra?... No recuerdo yo ningún profundo debate sobre el estilo de las monturas de las gafas de Pepe Blanco, o sobre cómo plancha Zapatero la raya de los pantalones... Hay debate, sí (recordemos lo que se habló de ciertas cejas) pero esto roza el imposible. Si nos ponemos a criticar cm a cm la indumentaria de la Ministra, yo "me pido" ser "periodista" (el entrecomillado es más que intencionado) y hablar de si fulano repite traje o mengano lleva la raya mal planchada.
Ahora sí, no vengan después, quienes han escrito y escrito sobre modelitos, a preguntar cómo va el mundo, porque les responderé que a la moda, muy "in".

vecino dijo...

mar, te marchas a santiago, como ya dije una vez, espero que nunca olvides de donde vienes...

leí el otro dia en la voz de galicia que aplazabas tu salida una semana mas para poner la primera piedra del Ágora, si es asi, me parece una forma excelente de rematar tu paso por urbanismo, con el comienzo de una obra tan necesaria y deseada, junto a tu barrio.

buena suerte

Mar Barcón dijo...

A uno de los invitados "anónimos": no sé si el Plan de Zapatero llegará a Los Rosales, sé que ahi llegaron el Centro Cívico, la Biblioteca (pendiente d einauguración), un gran área infantil, el cole público - cuya ampliación viene en los presupuestos de la Xunta de este año- , otro concertado, un centro de salud, una escuela infantil, un parque, un Centro comercial con cines, el Paseo Marítimo al lado, el Monte de San Pedro a doscientos metros y la Casa del Agua a quinientos... vamos, que tampoco es el tercer mundo, no?.

A Andrés y Dora un beso, tanto tiempo después..

Y a los defensores de una lengua todo mi respeto pero a veces, entre tanto artículo sobre la libertad de elección, me pregunto si sólo estarán hablando d ela libertad de unos, de un único idioma y de una única cultura... no sé. Siempre da que pensar aquellos que dicen defender el bilingüismo pero sólo recalcan la defensa de uno de los dos idiomas oficiales en Galicia. No sé, no sé...

Anónimo dijo...

Articulo de Adrián Fernández en La Opinión de La Coruña:

"Francisco Xosé Rei - La señorita Pepis y la lengua materna

Siendo cierto que la escolarización en gallego fue negada por la dictadura, pretender colegir que tal cosa es causa legítima para impedirla en castellano a quien lo elija es democráticamente insostenible. La restitución de un derecho es eso: una restitución. La lesión del derecho de otros no es un derecho, es un abuso. Estudiar en gallego no se garantiza impidiendo hacerlo en castellano -ni viceversa-. A un robo no se responde con otro, sino reponiendo lo robado.

De otra parte, considerar a quienes tuvieron en su momento una educación en castellano como privilegiados es tan absurdo como considerar a quienes contrajeron matrimonio heterosexual antes de reformarse el Código Civil como favoritos del régimen. Ni quien fue escolarizado en castellano fue un privilegiado, ni impedirlo hogaño supone reponer derechos. Tan totalitario fue lo uno (sea buen cristiano, hable castellano) como es lo otro (na Galiza, en galego). Quiero pensar que no se está arguyendo que, como en el pasado se reprimió a los gallegohablantes, hoy haya quienes se sienten legitimados para lo mismo. Mi hija tiene cuatro años, ¿no creerán que es franquista?
Finalmente, admito que, como la Unesco, no estoy a la última hora sociolingüística. Sin embargo, soy escéptico con la teoría de la señorita Pepis según la cual si su hijo habla gallego su lengua materna es el gallego, pero si habla castellano su lengua materna es (obviamente) el gallego. Sea como sea, el debate no gira en torno a tal concepto, sino sobre si queremos un régimen análogo al europeo, respetuoso con la libre elección, o avanzar en el modelo impositivo.

En fin, el debate está entre quienes queremos que los hijos de Francisco Xosé Rei se escolaricen en la lengua que él escoja y los que quieren que mi hija se escolarice en la que ordene el Sr. Rei.

Anónimo dijo...

No se, no se...

lee el libro que te recomende y entenderas lo que digo

Anónimo dijo...

PRINCIPALES ARGUMENTOS UTILIZADOS POR LOS SECTORES QUE PRETENDEN IMPONER LA LENGUA

Existe un proyecto dirigido a una normalización lingüística de la sociedad gallega (entendiendo como "normalización" el uso prácticamente exclusivo del gallego), que ignora los derechos fundamentales, amparados por la Constitución Española y la jurisprudencia del Tribunal Constitucional, de todos aquellos gallegos y no gallegos, habitantes de Galicia, que pretendan usar la lengua española en su vida y ambiente habituales.

Las fuerzas sociales que pretenden esta galleguización impositiva tratan de fundamentar esta nueva dictadura lingüística en una serie de verdades a medias, cuando no de falacias evidentes, de las que vamos a entresacar y tratar de rebatir las más usuales.

1º) "El gallego es la lengua propia de Galicia. El castellano es una lengua ajena."

Las lenguas no son propias de ninguna tierra o lugar, sino de las personas que las hablan. El idioma de Galicia será el idioma que hablan los gallegos, y muchos de éstos tienen el español como lengua propia.

2º) "El gallego es hablado por la mayor parte de la población de Galicia."

Esta aseveración no está avalada por ningún tipo de encuesta oficial, y no se corresponde en absoluto con la realidad.
Por otra parte, convendría realizar también encuestas no sólo sobre el idioma que utilizan los gallegos, sino sobre el que prefieren utilizar. Existen estadísticas realizadas por la Federación de Asociaciones de Padres de Alumnos de La Coruña, incluyendo algunos colegios de la zona rural, que demuestran claramente que los padres prefieren de forma abrumadoramente mayoritaria una enseñanza totalmente en castellano para sus hijos. En el citado estudio del CIS se señala que cerca de los dos tercios de la población gallega es partidaria de que el castellano sea la lengua principal en la enseñanza, mientras que sólo un 26 % prefiere el gallego.


3º) "Los derechos individuales deben subordinarse a los derechos colectivos."

Un derecho como el de la propiedad privada, efectivamente, debe estar subordinado al bien común, con el fin de que exista justicia social. Sin embargo, una cuestión personal (y en algunos casos, ideológica), como el idioma, no puede considerarse como un bien común, aunque se quiera utilizar como "señal de identidad nacional". En el caso del idioma, el pretendido derecho colectivo al gallego está garantizado por la cooficialidad, ya que a nadie se le impide usar el gallego. Un derecho colectivo está garantizado cuando todos los individuos pueden ejercer tal derecho, y no cuando se obliga a que cada uno lo ejerza.

Desgraciadamente, la historia está llena de dictadores que quisieron que unos pretendidos derechos colectivos -¿quién los define?- prevaleciesen sobre los individuales. Todas las Constituciones de los países democráticos, así como la Declaración de los Derechos Humanos, están dirigidas fundamentalmente a la defensa de los derechos individuales, no a proteger los derechos colectivos.

4º) "Los padres no pueden opinar en cuanto a la ordenación académica en materia de enseñanza."

Si un ciudadano puede expresar libremente sus opiniones, cuanto más los padres en relación con la enseñanza de sus hijos. Efectivamente, los planes de estudios y materias a impartir deberán ser confeccionados por expertos educativos al servicio de la Administración, que realizarán el ordenamiento académico conveniente para el país de que se trate. Pero este ordenamiento deberá realizarse teniendo en cuenta los condicionantes sociales y lingüísticos del momento. En materia lingüística, ha de ofrecerse la enseñanza en las lenguas oficiales y habladas por los que van a recibirla. Pero en cualquier caso, debe existir la opción de elegir libremente el idioma de escolarización.

5º) "Discriminación positiva."

Con el lema de que no se puede tratar con igualdad a los desiguales, se está realizando una discriminación lingüística en favor del gallego, que se da en llamar "positiva". Una discriminación es siempre, pura y simplemente, una discriminación, concepto que no admite matices; y si es positiva para unos, será negativa para otros. La supervivencia de una lengua, el apoyo que pueda merecer para su desarrollo e instauración no pueden estar por encima de los derechos de las personas. Las lenguas están al servicio de las personas, de quienes son un vehículo de expresión, y no al revés. Recordemos que el Estado es para el hombre, y no el hombre para el Estado, excepto en los sistemas totalitarios.

Paula García dijo...

A Miña nai gústalle moito o teu blog e mais ti.¿pódeslle deixar un comentario no seu?
É http://www.evarivero.blogspot.com/